Cosas poco aceptables que hacemos cuando terminamos con un chico

Después de escribir varias cosas que eran asunto personal, ya me siento en confianza contigo. Es como si me conocieras un poco más y te sintieras identificada con más de una de las experiencias que he compartido. He estado recordando la sensación que tuve cuando me enamoré por primera vez, y lo que hice cuando la relación terminó. Debo aceptar que esa relación de prueba y error fue con la que hice y deshice. Era primeriza y no sabía cómo manejar la situación. También (y con poco orgullo) debo contarte que hice cosas poco aceptables. Sí, ya sabes, como ir a llorarle al chico en cuestión para que se quedara conmigo. Bueno, sin más preámbulos, entremos en lo que realmente nos interesa.

“Stalkear”

Ahora se le conoce así, pero antes era simplemente “espiar al otro” o acechar. Aunque lo niegues, seguramente tú también lo has hecho. Después de pasar tanto tiempo con alguien, lo que menos quieres es que esa persona esté con alguien más. Lo sentía tan mío, que no estaba dispuesta a compartirlo, sin pensar que si la relación terminaba, ya no podría sentirlo así. Es lo peor que pude haber hecho, porque terminé enterándome de asuntos que hubiera preferido no saber. Bien dicen que “el que busca encuentra” ¡y vaya que lo encontré! Ahora sé que por mi propio bien, lo que menos debo hacer es “stalkear”.

No borrarlo de tus redes sociales

Otra forma de espiar a tu ex es no borrarlo de las redes sociales. Ahora con toda la revolución de la tecnología es como estar entre la espada y la pared. Por un lado puede resultar una buena opción para mantenerte en contacto con los que amas. Por otro lado es la peor opción si quieres alejarte de alguien y decides no borrarlo. Dejar a tu ahora ex entre tus contactos con tal de saber lo que hace no es nada sano. De nada sirve que veas si se divierte o sale con alguien más, pues el daño sólo es para ti.

Hacerte amiga de la nueva novia

Entre las cosas poco aceptables que podemos hacer es aceptar una amistad con la nueva pareja. De verdad, eso me parece muy enfermo. Yo no podría hacerlo, no lo toleraría. Tal vez la chica en cuestión puede ser muy buena onda, pero eso no significa que termine siendo yo su best friend con tal de tener cerca a un hombre que ahora está con ella.

Tomar hasta perder la razón

Según varias películas, la solución para un amor no correspondido es tomar alcohol. Parece que esta sustancia tiene cierto efecto o “ingrediente secreto” que te hace sentir mejor. La realidad es que las cosas son completamente diferentes. De momento el alcohol te hace sentir bien, pero a la mañana siguiente te aseguro que te sentirás peor. Además, el alcohol tiene un efecto poco favorecedor en nuestro cuerpo y nos cobrará una gran factura.

Hacerle “pancho” para que regrese contigo

Como consecuencia de estar alcoholizada podrías llamarlo y pedirle que regrese contigo. Si algo he aprendido de todas las relaciones que he tenido, es que JAMÁS debes rogarle a NADIE. Así lo ames mucho, NO lo hagas. Bien dicen que quien te quiere buscará la forma de estar contigo. Perder la dignidad no es parte del plan para que te sientas bien contigo misma.

Es un hecho que las relaciones fallidas nos dejan un amargo sabor. Sin embargo, cada una de ellas nos deja un aprendizaje que podemos tomar o dejar pasar. Si le hacemos caso, podremos ser mejores en la próxima relación. Más maduras, más felices y más conscientes de lo que hacemos con nuestra vida y la de los demás.

Este video te puede gustar