Cosas por las que nos espantamos como mamá primeriza

Todos tenemos responsabilidades, pero ninguna supera la seriedad de criar a un hijo. ¡Es una vida en la punta de tus dedos! Y cuando eres mamá primeriza, esto intimida mucho más. Vamos a tranquilizarnos por lo menos respecto a estos 7 temores.

Los riesgos al dormir

giphy_babysleepingdad

Mi madre hasta la fecha se despierta si oye a mi hermana menor respirar diferente al dormir. La niña tiene siete años y mi madre tiene muchos miedos. Sin embargo, la historia es diferente cuando se trata de un bebé. La cruda realidad es que hay bastantes riesgos reales para un bebé a la hora de dormir. Sin embargo, no tienes nada que temer, mamá primeriza, también existen maneras de reducir significativamente los riesgos. Hay monitores y sensores de peso que te avisan si tu bebé se movió, también hay cojines para que no ruede, peluches y resistencias para la cuna. Para prevenir aún más, puedes mantener fresca su habitación, compartir la recámara con el bebé (pero no la cama) y acostarlo sobre su espalda.

La guardería

giphy_toystorydaycare

Si acude a una guardería, es mejor que te hagas a la idea de que va a tener accidentes, raspones y algunos moretones. Por eso es bueno que lo lleves a una estancia que realmente te convenza. También es importante mantener comunicación constante con el personal. No digo que te vuelvas mamá helicóptero, bastante tienes con ser mamá primeriza, pero es más fácil que descubras inconsistencias, si es que las hay, cuando sabes qué pasa allá adentro.

¿Y si no me llevo bien con mi bebé?

giphy_babybonding

Nadie lo cree, pero es un miedo real. Y no es exclusivo de una mamá primeriza, con frecuencia nos asalta la duda de si tendremos un vínculo con nuestros hijos, especialmente cuando crezcan. Lo que nadie te dice es que es normal que las primeras semanas no sientas gran cosa por tu bebé (es culpa de las hormonas). Pero tu bebé creó un vínculo contigo desde el útero, así que ya vas de gane. Si quieres mejorar la situación, intenta cargarlo y darle masajes, que la piel de ambos esté en contacto.

Amamantar

giphy_newborn

¿Cómo no tenerle miedo? Evidentemente es peor como mamá primeriza, pero cada hijo es diferente y la experiencia de amamantarlo también. Esto va a requerir maña y paciencia ya que es nuevo para ti y para tu bebé. Por eso es bueno aprovechar la experiencia de las que lo han visto todo. No hablo de tu mamá, hablo de las enfermeras del hospital. ¿Cuántos bebés no han visto nacer? Tienen muy buenos consejos que no debes desaprovechar. Entre más pronto lo hagas, ¡mejor! Incluso puedes tomar alguna clase antes de que nazca tu bebé para mentalizarte.

¿Estás lista?

giphy_danceinlabor

Puede parecer que la casa nunca estará lista para el bebé y eso te tenga aterrada. Lo primero que debes saber es que es probable que necesites algunas cosas después de que ha nacido, es normal. Eres mamá primeriza, ¡no va a ser perfecto! Lo importante es tener las cosas esenciales y que falte lo menos posible. Arma la lista conforme a tus prioridades. Esto es lo indispensable para su primer día en el mundo: una sillita de recién nacido para el coche, la cuna, ropita y cobijitas, pañales y toallitas húmedas. Lo demás tendrás tiempo de buscarlo y de decidir si lo quieres o no. Así que no temas, todo va a estar bien.

Habrá muchísimas preocupaciones en tu camino y para enfrentarlos necesitarás una red de apoyo. En primer lugar cuentas con tu pareja para acompañarte en cada duda que surja; luego tu médico para asesorarte en el crecimiento de tu bebé y finalmente las demás mujeres de tu familia que son madres. Si bien es molesto que alguien se entrometa en la crianza de tus hijos, vale la pena escuchar qué hicieron y evaluar si algo te puede funcionar a ti.

¿Cuál ha sido tu experiencia como mamá primeriza?



Este video te puede gustar