Cosas horribles que usábamos en el 2000 y ahora queremos olvidar

Ah, aún lo recuerdo como si fuera ayer. El nuevo milenio comenzaba y todas estábamos super orgullosas por haber sobrevivido al fin del mundo. Estábamos tan felices, que fuimos capaces de usar cosas horribles que en ese momento adorábamos, y de las que ahora nos avergonzamos. Como recordar es volver a vivir, a continuación hago un recuento de esas prendas y accesorios que amábamos y que ahora no queremos ver ni en pintura.

Tenis decorados por nosotras mismas

Seguro tenías unos zapatos deportivos con punta blanca, y como eras muy rebelde, los decorabas con estrellitas, calaveras o cualquier cosa que se te ocurriera. Eso sí, para que durara por la eternidad, lo hacías con marcador permanente, plumones de colores o bolígrafo. Incluso escribías frases para tu crush o la letra de tu canción favorita.

Jeans a la cadera

¿Cómo era posible que usáramos esas prendas tan horribles? Veo mis fotos y no puedo entender la necesidad de utilizar un pantalón con el que dabas dos pasos y ya estabas enseñando de más… Ni siquiera estaban bonitos. ¿Qué pasaba por nuestras mentes? Lo peor de todo es que gracias a ellos tenemos unos gorditos en la cadera que no hemos podido quitarnos a pesar de que han pasado varios años.

Obsesión por la mezclilla

Y bueno, ¿qué decir de la época en la que estábamos obsesionadas por la mezclilla? Veías esa tela por todas partes. Recuerdo que había zapatillas, botas y botines hechos de ese material. Incluso había quienes se atrevían a llevar todo su outfit con este horroroso estilo. Y seguro tú eras de aquellas que, como yo, teníamos tres chamarras, 20 pantalones, cinco faldas y tres vestidos de este material. No sé cómo nos atrevimos a tanto.

Cejas diminutas

¡Dios mío! ¿Acaso no conocíamos los espejos? ¿Cómo podíamos salir a la calle con ese único pelo como ceja? En el 2000 esta era la moda reina, pero te apuesto que ahora es la reina de las cosas horribles. Es mejor que, si tienes fotos con tus cejas así, las quemes y no vean la luz del sol nunca más. ¡Qué vergüenza que alguien pueda vincularnos con esa moda tan espantosa!

Pinzas de mariposas para el cabello

¿Te acuerdas cuando intercambiabas tus pincitas de mariposas de colores con tus amigas? Definitivo, si no las usaste, quizá fue porque vivías en una cueva en el 2000. Y es que mujer a la moda, las usaba, sin importar su edad. Había infinidad de tamaños, colores e incluso con diamantina para darle un toque más chic a tu peinado. ¡Eran tan bonitas!

Falda con pantalón

Y hemos llegado a mi pecado favorito del 2000: el outfit de falda con pantalón. Debo ser honesta: ¡yo lo amaba! Lo usaba, por lo menos, tres veces a la semana. Más atrevida aun: combinaba mis vestidos con pantalones de mezclilla y me sentía la niña más a la moda del mundo. Y no lo niegues, seguro también tú lo hacías. Y es que no había nada mejor que andar con tu falda favorita sin correr el riesgo de mostrar de más al pasear por el parque o incluso al ir a la escuela.

¿Volverías a usar alguna de estas cosas horribles del año 2000?

Este video te puede gustar