Cosas graciosas que hacemos cuando tomamos de más

Todas tenemos por lo menos una anécdota graciosa de lo que hacemos cuando tomamos de más. Vamos a reírnos un poquito de las tonterías que solemos hacer cuando tomamos de más. Por ejemplo:

Bailar “sexy”

Lo pongo entre comillas por que sabemos que los bailes mientras estamos bebiendo pueden ser todo menos sexy. Cuando tomamos de más la chica tímida no existe y en su lugar esta la chica sexy y desinhibida. Las mujer que está dispuesta subirse en la barra del bar a bailar. Terminas bailando como dios te da a entender en la mesa, barra o banco. Puede que hagas el oso, pero lo bailado nadie te lo quita.

Hacer amigas en la fila del baño

Lo peor que nos pasa a las chicas en un bar o antro concurrido es la fila para ir al baño. Sí ya te tomaste dos o tres cervezas es super probable que acabes con un montón de chicas haciendo una fila de media hora para tus tres minutos en el baño. Lo gracioso es que puedes hacer amiguitas mientras esperas tu turno.

Quedarte dormida en el baño

De esas veces que entras al baño y primero no encuentras el ganchito en el que se supone deberías colgar tu bolso. Terminas colocandolo en el piso y tratando de hacer equilibrio porque a las chicas nos toca hacer de aguilita. Tristemente cuando estas más borracha el hacer de aguilita ya no sale tan bien y hasta te puedes quedar dormida sentada en el baño.

Ponerte sensible

La borrachera no está completa hasta que alguien se pone sensible y comienza a abrazar a todo el mundo. ¿Haz sido la mujer querendona de tu grupo de amigas? Seguramente una que otra vez sí.

Llamarle o textear al ex

Mala.. qué digo mala pésima idea. Pero todos lo hemos hecho una que otra vez está tremenda tontería. La única forma de evitar este mal es que te quiten el celular, antes de que te enfiestes de más.

Cuando tomamos de más hacemos muchas tonterías. Evita llegar al grado de mala copear, vomitar ni mucho menos manejar borracha. Mantén el control, siempre es mejor beber sin exceso.

Este video te puede gustar