Cosas graciosas que creíamos de niños

Platicar con los amigos es una de las cosas más placenteras que puedo tener en la vida. Hace poco tuve una divertida reunión con mis amigos. Cada vez que nos reunimos tenemos un tema muy interesante del cual hablar. Por ejemplo, en esa reunión hablamos sobre cosas que creíamos de niños. Ya sabes, me refiero al hada de los dientes, Santa Claus. Seguro que tú también llegaste a pensar algunas cosas que mencionaré, o tal vez otras. Con esto te darás cuenta de que no eres la única que tuvo ideas bastante abstractas en la niñez.

“Me agarró la lluvia”

Una de mis amigas contó que cada vez que comenzaba a llover se angustiaba demasiado. Pensaba que en cualquier momento la lluvia le agarraría como una mano gigante en medio de la calle. Eso debido a que en varias ocasiones, cuando su papá llegaba a casa decía: “Me agarró la lluvia”. Sí, más bien se trataba de una mala forma de expresar que el agua le había sorprendido regreso a casa. Por eso mi amiga sentía angustia de pequeña cada vez que el cielo se nublaba.

“Malamen”

Otra chica en la reunión comentó que estaba muy consternada sobre el “Malamen”. De pequeña, escuchaba mucho decir que te cuidaras del “Malamen” pero no sabía de qué monstruo, ser, ente o demonio se trataba. Cada vez que iba a misa y escuchaba “Líbranos del mal, amén”. Ella no entendía que eran palabras separadas. Por eso creía que se trataba de un ser como tal. ¿También te pasó a ti?

“Que existe el hada de los dientes”

Una de las cosas que creíamos de niños era sobre el hada de los dientes. Un amigo, soltó una gran carcajada, pues recordó una anécdota bastante graciosa al respecto. Como sus papás le habían dicho que por cada diente que dejara, el hada de los dientes le daría dinero, pensó que si tenía más dientes que entregar, habría más dinero. No quería tumbarse toda la dentadura. Pensó que robar la dentadura postiza de su abuelo le ayudaría en su cometido. Sin duda, sus padres se sorprendieron al ver la dentadura debajo de su almohada. Años después le confesaron que ellos eran quienes le dejaban dinero y lo gracioso que les había parecido el robo.

“La televisión es una caja mágica”

Yo era de las pequeñas que cada vez que veía un programa en la tele, pensaba que los artistas esperaban en una larga fila hasta que fuera su turno de entrar en la gran caja. En la reunión, me di cuenta de que no era la única que pensaba eso. De hecho, hubo quienes dijeron que pensaban lo mismo de las personas que trabajan en la radio. Debido a eso, tampoco quise ir a hacer audiciones a la tv, pues tenía miedo de no salir de esa gran caja.

“Corte de cabello a las muñecas”

Otra de las amigas de la reunión, pensaba que si le cortaba el cabello a sus muñecas, les iba a crecer. Como a nosotros. Jamás imaginó que cortarles el cabello iba a quedar en eso. Su mamá le dio una regañada que jamás olvidó. Tan es así que ella mejor opta por darle otra clase de muñecos a sus hijos para no pasar por la misma experiencia.

“El pajarito chismoso”

Si algo creíamos de niños, era que sí había un pajarito que le contaba todo lo que hacíamos a nuestra mamá. Ya sabes, ellas siempre nos decían: “Un pajarito me lo dijo”. Siempre se enteraban de todo y eso hacía que la idea fuera más creíble para nosotros.

“Toy Story”

Uno de los chicos, luego de ver Toy Story, tenía la fiel idea de que así como en la película, sus muñecos cobraban vida. De hecho, a veces los dejaba a propósito en algunos lugares para que si se movían él pudiera darse cuenta de ello.

“¡La Luna me sigue!”

Al ir caminando o en el carro de noche, pensábamos que la luna nos seguía. Sin importar hacia que lado nos movíamos, ella iba detrás. Eso hacía que creyéramos que para la luna éramos especiales.

“Que la segunda vez que viera Titanic, Jack se salvaría/ O Mufasa en El Rey León”

Recuerdo que luego de ver por primera vez El Rey León, quedé impactada al ver la dolorosa muerte de Mufasa. La segunda vez que vi la película, tenía la esperanza de que Mufasa reaccionara de otra manera antes de morir entre los antílopes. Lo mismo pensé cuando vi Titanic y Jack no sobrevivió. Tenía la esperanza de que en la segunda vuelta, buscaran una tabla más grande para los dos. Por cierto, aún sigo creyendo que los dos cabían en la tabla donde estaba Rose.

Este video te puede gustar