Cosas que delatan que eres una súper mamá

Dicen que ser madre es uno de los trabajos más difíciles que puede haber. Y están en lo correcto. Como decían nuestras madres: la verdad es que nadie te enseña a ser Mamá. A veces nos sentimos desconcertadas al respecto, ¿cómo sabemos si lo estamos haciendo bien?

Cuando recibimos por primera vez a nuestro bebé, nos encontramos con miles de sentimientos encontrados: miedo, amor, felicidad, euforia… Queremos cuidar a este pequeño ser humano que desde ese día se convierte en nuestro mundo entero. Muchas mujeres descubren entonces habilidades que no sabían que tenían. Ejemplo de ello es hacer mil cosas a la vez.

Las señales…

Cuidas su autoestima.

shutterstock_386802193

Es deber sagrado de una madre crearle una buena autoestima a los niños. Rectificando sus errores en forma constructiva, haciéndoles ver que lo que hacen está bien, dándoles cumplidos con sus pequeños logros y hacerles ver que su cuerpo es perfecto tal y como está. De esta manera, la autoestima de tu pequeño se forma sanamente desde casa y le ayudará el resto de su vida.

Los impulsas a ser mejores.

shutterstock_390805201

Si tu hijo/a no es muy bueno en los deportes, manualidades, etc. debes de encontrar alguna cosa en la que se destaque. Una súper mamá también sabe que no es sano dejarlo desertar de todo. En esta etapa tan bonita que es su infancia, se define el carácter. Es de suma importancia que hagas ver a tu chiquito que todos tenemos habilidades diferentes, que eso está bien y hay que impulsarlo cada día a ser mejor por su propio bien.

Cuidas su disciplina.

shutterstock_391548385

Sabes jugar con tus pequeños, pero también sabes la importancia que tiene la disciplina en su crecimiento. Haz encontrado la manera en que tu pequeño obedezca sin tenerlo todo el tiempo amenazado. Sabes que debe cumplir con las metas. Quizás en un principio no sea la tarea más fácil del mundo. Sin embargo, no te das por vencida. Eres una mujer muy paciente.

Lo enseñas a comer saludable.

shutterstock_287219267

Sabes el peso que tiene  una buena nutrición desde el primer momento de la vida de tus pequeños. Evitas darles comida chatarra. Para ti el menú saludable es algo que debes conservar para mantener contenta a tu familia. Cuidas de todos.

Le enseñas a ser feliz.

shutterstock_400992961

Enseñarles a tus pequeños que la felicidad no viene de algo material sino de los logros que van teniendo día a día. El valor que tienen sus hermanos y familia en la vida, al igual que los valores familiares que deben mostrar en todo momento. Respeto ante todos y educación por encima de todas las cosas.

Equilibras la vida familiar y laboral.

shutterstock_276597215

Una súper mamá no deja de lado sus ambiciones y expectativas. Sabe que, para tener una buena calidad de vida, su felicidad también es parte del cuadro. Por lo que procura equilibrar su vida personal con la laboral, sin descuidar a sus hijos.

No te  quejas.

shutterstock_390805201

Sabes que los sacrificios son necesarios. No quejarse es una de las cosas que hacen felices a la familia, sin reproches. Sabes que para que la casa funcione debes delegar responsabilidades y no cargar con todo lo que hay que hacer tú sola. Ser mamá, esposa y empleada no es nada fácil. Es por eso que hay muy pocas como tú.

Eres una mamá accesible.

shutterstock_303060878

No quieres ser la mala del cuento todo el tiempo, créeme. Sabes que hay que darles cierta libertad a tus chiquitines ya que es esencial para su crecimiento. Estás consciente que no los puedes vigilar todo el tiempo y que a veces hay que empezar a ceder.

¡Felicidades a ti: súper mamá!
Sabemos que no es fácil lo que hacen cada día, pero realmente es muy valioso.



Este video te puede gustar