Corazón roto: el peor mal que puede ser curado con un remedio nahua

El peor mal que cualquier ser humano puede sentir, incluso por encima de enfermedades crónicas, es tener el corazón roto. No hablo sobre que el corazón esté roto de manera literal, sino del sentimiento que se tiene cuando se ha tenido una experiencia emocional devastadora.

Nadie se salva

Muchos dirán: “a mí no me va a pasar”, pero la realidad es que todos hemos sentido el corazón roto en algún momento de la vida. En lo personal, creo que ese sentimiento es más fuerte cuando nos pasa en la adolescencia o cuando se conoce al verdadero amor. Pareciera que es un mal de la actualidad, pero no, desde nuestros antepasados existe y ellos buscaron remedios para combatir el peor mal de la humanidad.

Medicina para el corazón roto

Los nahuas usaban la cacahuaxochitl, yolloxochitl o neyoltzayanalizpatli para los males del corazón. Nuestros antepasados asociaban las dolencias emocionales con el corazón roto. Quien sufre del peor mal en la humanidad experimenta dolor real en la zona del pecho. Eso se debe a que al sufrir una decepción, el cerebro manda una señal al corazón y al estómago. Las vías respiratorias se cierran y se forma el famoso “nudo en el estómago” que nos hace sentir un gran vacío. De acuerdo a los nahuas, el cerebro, corazón e hígado son los órganos del pensamiento. En ellos residen los fluidos vitales o entidades anímicas, de acuerdo a sus creencias.

¿Cómo combatir el peor mal?

Para los nahuas, la tristeza podía desencadenar exceso de flema. Se enfocaron en tres plantas para ayudar a quienes padecían el peor mal.

  • Yolloxochitl o magnolia. En la actualidad se ha comprobado que puede curar varias dolencias cardiacas. Para combatir el peor mal, los nahuas mezclaban magnolia, toronjil, ruda, cojoyos de naranja, lima y limón. Los dejaban reposar en aguardiente y luego se untaba en el cuerpo del herido del corazón.
  • Cacahuaxochitl o rosita del cacao. Tiene propiedades aromáticas. Se usaba la corteza del árbol del que proviene la flor. Los nahuas tenían la idea de que servía como pegamento para pegar el corazón roto debido a su textura.
  • Neyoltzayanalizpatli. No tiene sabor ni olor. Los nahuas la usaban para aliviar el corazón roto y el espanto. Se disolvían las hojas en agua y se bebía como té.

Como puedes ver, desde años ancestrales las personas han experimentado el dolor de la pérdida de un ser amado. ¿Conoces algún otro remedio?

Este video te puede gustar