Cómo controlar el estrés en el embarazo

El estrés en el embarazo es algo muy común, pues es una etapa llena de cambios hormonales. Por eso debemos estar en continua observación no solo por el médico sino nosotras mismas. Aunque estemos super felices y emocionadas por la llegada de nuestro bebé, el estrés a veces es inevitable. Entonces vamos a ver qué podemos hacer para relajarnos.

Lo que puedes hacer

  • Por más que seamos mujeres fuertes y ocupadas, debemos descansar. Intenta hacerlo lo más posible. No tienes que estar en cama todo el día, sólo se trata de que no hagas mucho esfuerzo. No salgas a dar larguísimos paseos, por ejemplo. Haz actividades más relajadas y disfruta de tu pancita.
  • No lo hagas todo sola. Planea ese momento del parto con tu pareja o con tu mamá. Las cositas del bebé, su habitación, el baby shower, las compras… hazlas acompañada. Esto ayudará a que disminuya tu estrés.

Un poco de preparación

  • Prepárate para el parto. Hay varios cursos que te enseñan cómo respirar, ejercicios para facilitarlo y para disminuir un poco los dolores. No te preocupes, mientras más te relajes, mejor lo pasarás, tanto el embarazo como el parto. ¡Disfrútalo!
  • Los cambios hormonales hacen que tengas un humor super inestable. Tu pareja quizás esté volviéndose loca junto contigo, lo cual es justo (jajaja), ¿no? Ellos deben entender que estamos pasando por algo por lo que los hombres jamás van a pasar. De todas formas nosotras debemos ponernos un poco en sus zapatos. Así como ellos nos consienten, hagámoslo nosotras. Esto ayudará a que tengamos la relación más llevadera en aquellos momentos difíciles y haya un motivo menos para estresarnos.

¡Deja tus preocupaciones!

  • Por supuesto que hay cosas que nos preocupan: si será un parto difícil, si el bebé no tendrá complicaciones. ¡Basta! Debes pensar en que todo saldrá bien y así será. La energía es importante, así que mejor vibra positivo. Una forma de escaparte un poquito de eso es registrar tu embarazo. Por ejemplo, tómate fotos para que veas cómo va creciendo tu pancita. Ponle fechas y será un buen recuerdo que mantendrá tu mente ocupada.

Muévete

  • ¡Baila! A los bebés les gusta escuchar música y desde adentro lo hacen y sienten cuando bailas. Bueno, tampoco bailes tanto si ya estás a punto de parir, pero si no, ¡hazlo!

Este video te puede gustar