Consejos de vida de una mujer de 60 años

Tras 60 años de experiencia y un par de tropezones, caídas y buenas experiencias tienes algunas certezas. La primera es que la vida es un viaje de ida en el que tenemos que dar todo sin prejuicios o restricciones. También debes amar sin esperar algo a cambio y cambiar aunque pueda doler. En este sentido existen miles de consejos que nos harían sentir más seguras y optimistas en cuanto al sentido y rumbo de nuestra vida. Por tanto, quizá estas lecciones que nos ha dado una mujer de 60 puedan ayudarnos.

Sólo hay una oportunidad

Si para algo no hay tiempo en la vida es para las dudas. Recuerda que sólo tienes una oportunidad para hacer lo que quieras con tu vida y tus pasiones. Por ello es necesario que tengas claro aquello que quieres hacer y lo que no. Sólo de esa forma te será más fácil tener estrategias para obtenerlo. En este sentido, deja de dudar y haz lo que sea necesario. Sólo así podrás ver tu vida con satisfacción y plenitud.

Ve el lado amable de las cosas

Yo sé que hay situaciones que nos sobrepasan, agobian y nos imposibilitan para actuar y arreglarlas. Sin embargo, sí hay algo que podemos hacer: elegir qué aprendemos de ello. Podemos sentirnos frustradas, estancarnos y no hacer algo. También podemos entender que toda dificultad trae consigo un aprendizaje que nos hará más fuertes, listas y resilientes ante todo.

Confía y cree en ti: el mejor de los consejos

Sólo tú tienes la capacidad de transformar tu vida, nadie vendrá a arreglarla o a dañarla si tú no lo permites. Por ello debes confiar en tus capacidades, conocer tus  debilidades y trabajar en ellas. Sólo de esa manera podrás crecer tanto emocional como intelectualmente. Recuerda que la única persona con la que debes competir diariamente es contigo, tus miedos y barreras son tus enemigos.

Sé agradecida

 Siempre debes agradecer tanto las cosas buenas como las malas que te suceden. Sé que suena extraño, pero cada una de estas situaciones te han llevado a ser, pensar y sentir como lo haces hoy. Por  tanto, todo ello era necesario en tu vida. Ser agradecidos nos trae tranquilidad, paz y la seguridad de que estaremos bien pase lo que pase.

Este video te puede gustar