Consejos para trabajar en casa y no perder la cabeza

Trabajar en casa es lo más maravilloso que hay en esta vida. Tienes tempo para ir al gimnasio, estar en tu casa con todas las comodidades del mundo, además de atender tus necesidades y trabajar mucho más rápido. Sin olvidar, claro, el gran ahorro que tendrás. Sin embargo trabajar en casa requiere disciplina, y para ello hay varios trucos que puedes seguir para volverte experta en el manejo de tu tiempo y aprovecharlo al máximo.

Busca la forma de trabajar en casa como toda una experta e impresionar al mismo tiempo a tus jefes.

Busca un espacio ex profeso

Suena super tentador despertar y comenzar tu día trabajando desde la cama. Sin embargo, después de un rato suele ser bastante improductivo. Es mejor que designes un área específica de la casa para trabajar y la adecues a tus necesidades. Es decir, asegúrate de tener un escritorio y, por supuesto, una silla cómoda con la que puedas trabajar sin ningún problema.

Horario de labores

Evita trabajar de más. Es real. Cuando estás en casa se te hace trabajar hasta altas horas de la noche porque, duhhh, tienes toda la mañana para recuperarte. Sin  embargo, esto solo hará que tus ojos sufran frente a la computadora. Por otra parte, establecer horarios fijos de trabajo suele ser mucho más productivo y alcanzarás el equilibrio en la actividad que estás realizando.

Vístete para trabajar en casa

Suena super tentador andar en pants y leggings por la vida, pero no es lo indicado. De hecho, los expertos consideran que vestirte bien te da mucha más confianza. Si te vistes para conseguir el éxito créeme que lo atraerás sin que hagas mucho al respecto. Recuerda que tu imagen importa, si pasas todo el día en fachas probablemente acabes con un guardarropa bastante fachoso. Vístete bien; una mujer guapa y profesional siempre tiene el estilo por delante.

Trabaja, no seas ama de casa

Puede llegar a ser bastante estresante trabajar en casa intentando hacer de todo un poco. Establece horarios y deja las tareas del hogar en segundo plano, como debe ser. Ya que si intentas limpiar el refrigerador, mientras escribes y esperas a tu junta de la tarde, tu día se convertirá en un auténtico desastre. ¡Créeme, es nefasto! Deja estas actividades para la tarde o para el fin de semana, organízate y triunfarás.

Tomate un break

Es necesario para incrementar tu productividad y no volverte loca dentro de casa. Tienes el tiempo para ir y regresar del gimnasio sin ningún problema. Tomate un break saliendo al super o yendo por un café a la cafetería. El contacto humano también es super importante, involúcrate en actividades deportivas o sal con tus amigas de cuando en cuando.

Establece metas

Ya que no tienes a un supervisor checándote cada 5 minutos, es necesario que establezcas cada día una lista de pendientes. De esta forma llevarás tus metas de forma organizada y sentirás que tu carrera va en la dirección correcta; hacia arriba, por supuesto.

Aguas con tus snacks

Estar en casa es una gran bendición porque tienes acceso total a toda tu despensa. Sin embargo, no por ello puedes beber una botella de vino durante horas laborales o, peor aún, ingerir con unas ricas bolas de helado cada tercer día como snack. De cuando en cuando está bien tener gustitos, pero no exageres o tu cuerpo lo resentirá.

Deja el trabajo en tu espacio de trabajo

Aprende a separar tu vida personal del trabajo que realizas. Limpia constantemente tu área de trabajo así evitarás que toda tu casa este repleta de objetos del trabajo que te van a estresar. Mantener el orden es esencial para tener un buen desempeño al trabajar en casa.

Este video te puede gustar