Consejos realmente honestos que le daría a mi yo de 20 años

Este año cumplí 30, no soy casada, no tengo una casa propia, no tengo hijos y no he hecho nada de lo que se supone tendría que haber hecho a mi edad. Eso sí, he tenido logros de los que me siento orgullosa. Pese a todo, me gusta mi vida y la forma en la que he decidido vivirla. Sin embargo, si pudiera volver al pasado y hablar con mi yo de 20 años, le daría algunos consejos realmente honestos.

“Vive para ti”

No cargues con responsabilidades que no te corresponden. No tienes por qué preocuparte por los demás, cuida de ti misma. La vida es más sencilla cuando lo entiendes. Hagas lo que hagas, la felicidad es un camino individual y no puedes cargar con todos los que te rodean. Empieza a hacer cosa para ti.

“Trabaja para vivir, pero no vivas para trabajar”

Preocúpate menos por el dinero, por las cuentas y por los gastos. Invierte todo ese dinero en ti. Viaja más, sal de fiesta y haz locuras como cualquier persona de tu edad.

“No lo sabes, pero eres perfecta”

Sé que a tus 20 años te sientes insegura por tu aspecto físico. ¿Pero sabes qué? No tiene por qué ser así. Cuando una crece se da cuenta de que no había motivos para sentir eso. Eres joven y bella ante los ojos de los demás.

“No le temas al cambio”

Ahora que eres joven quieres que las cosas se mantengan de la misma manera siempre. Eso no ocurre. No le tengas miedo al cambio, no es natural pasar la vida de un solo modo a lo largo de los años. Ya encontrarás el valor para afrontar esos cambios que nos obligan a modificar nuestra persona y entorno. Después de un tiempo entenderás que lo único seguro en la vida son los cambios. Cuando entiendas que puedes tener curvas inesperadas en tu vida te será más fácil estar preparada para enfrentarlas.

Este video te puede gustar