Conoce más acerca del perrito vaginal y descubre su relación con el sexo

Muchas chicas han experimentado una sensación específica al tener relaciones sexuales. Esta sensación es conocida como “perrito vaginal”. ¿Quieres saber más al respecto? Sigue leyendo, tal vez tu pareja lo ha experimentado y no tenían idea de lo que pasaba realmente.

¿Qué es el “perrito vaginal”?

El nombre de “perrito vaginal” se le ha dado de manera popular a la facultad que poseen algunas mujeres. Esta facultad consiste en contracciones automáticas de la zona perineal y vaginal cuando la mujer experimenta un orgasmo durante el sexo. El hombre percibe una caricia similar a una “lamida” de perro, pues su miembro está dentro de la vagina al ocurrir esta contracción.

Puedes entrenar el suelo pélvico

Esta sensación que se da cuando ocurre el organismo femenino, brinda una sensación muy placentera en el hombre. Quizá creas que es una característica con la que nacen sólo algunas mujeres; sin embargo, el suelo pélvico puede ser entrenado para lograr esta habilidad. Cabe aclarar que quienes tienen la zona pélvica débil difícilmente lo consiguen.

¿De qué sirve el entrenamiento pélvico?

El entrenamiento de los músculos del suelo pélvico sirve para disfrutar más del sexo, pero también hay otra causa. Si tienes entrenamiento pélvico lograrás que tu vejiga se fortalezca y así previenes la incontinencia.

Círculos con tu pelvis

De pie separa tus rodillas y flexiónalas ligeramente. Ahora coloca las manos en las caderas. Concéntrate en tu cadera y gira lentamente tu pelvis en círculos amplios, como si jugaras con el ula-ula. Vas a hacer dos series, primero diez repeticiones a la derecha y luego diez repeticiones a la izquierda.

Eleva tu pelvis

Recostada boca arriba, apoya tu espalda en el suelo, dobla las rodillas y apoya las plantas de los pies en el suelo con las rodillas separadas. Coloca los brazos a los lados con las palmas de las manos hacia abajo. Exhala y levanta la columna todo lo que puedas presionando los glúteos y los músculos abdominales inferiores, así como la parte interna de los muslos. Inhala y baja la columna y los glúteos hasta el suelo. Repite 10 veces.

Como ves, el entrenamiento ayuda a que tú disfrutes de orgasmos más intensos. Al mismo tiempo  el “perrito vaginal” logrará que tu pareja disfrute más en la intimidad.

Este video te puede gustar