Confesiones de una relación a distancia; ¿te ha pasado?

Amor a distancia. Algunos lo definirían como “felices los cuatro”. Hay muchas bromas acerca de la relación a distancia y en realidad yo era una escéptica al respecto. Siempre había tenido relaciones sentimentales super formales, hasta que un día…

Empezó como una aventura

Una de esas noches locas en que se me metió el no-sé-qué-que-qué-sé-yo, vi a este chico. Él es un viejo amigo de la familia y en realidad no creí que fuera a pasar gran cosa. Estábamos en una fiesta y me lo encontré. Se me hizo fácil seducirlo ese día, pues se veía guapísimo en ese traje azul. Mi plan esa noche constaba en bailar con él e intercambiar algunos besos. Ni siquiera pensé en que la cosa fuera a pasar de una simple noche de copas. Así que bailamos y lo besé, tal cual lo planeaba. Nos pasamos nuestros números, para seguir en contacto pues él estaba viviendo al otro lado del país por cuestiones de trabajo.

Al siguiente día

Él viajaba al siguiente día y no tuvimos oportunidad de despedirnos. Se fue a casa y yo continué con mi día. Sin embargo, los textos no dejaban de llegar. Al día siguiente de la fiesta seguimos hablando y en algún punto de aquellas conversaciones algo empezó a crecer. Yo asumía que él se encontraba solo ahí donde trabajaba, aunque siempre me llamó la atención que no tuviera una relación con alguna mujer de allá. Hablar con él se convirtió en parte de mi día a día. De repente comencé a preguntarme cómo sería tener una relación a distancia. ¿Funciona? ¿Estoy siendo demasiado extremista? El chico me lanzó varias piedritas para ver si yo estaba dispuesta a tener una relación a distancia. Yo no estaba tan segura, pero me atreví y estas son algunas cosas que he aprendido de vivir una relación a distancia.

Es como estar soltera, a veces sí, pero otras no

Te lo digo de la buena y la mala forma. La verdad es que tener una relación de larga distancia es algo maravilloso porque sigues siendo libre. Depende mucho de tu carácter y de tu estabilidad emocional. Estar con alguien a distancia es no conocer todo lo que hace todos los días al 100% porque aunque te lo diga es muy probable que omita algunas cosas. Como en cualquier otra relación. Sin embargo, estando a distancia debes creer en la palabra de tu ser amado. Eso a veces se vuelve una tortura, especialmente si no tienes inteligencia emocional.

Necesitas mucha cordura y un tanto más de locura

Para mantener una relación a distancia vas a tener que lidiar con su ausencia por largos lapsos. Necesitas ser paciente y darle tiempo a tu relación. Ser una persona que no se encela fácilmente. Por otro lado, estar un poco loca pues tener una relación a distancia no es siempre fácil. Aunque ahora, muchas apps te permiten tener buenas conversaciones e incluso videollamadas a cualquier hora del día. El hecho de no tener a la persona que amas enfrente suele traer algo de conflicto en muchas ocasiones.

Para mí es como un cuento de hadas

Al final, estás con la persona unos cuantos días o semanas y después hay separación nuevamente. Cuando estás con tu pareja todo es maravilloso, pero a mi humilde forma de ver las cosas, es una relación fantasma. En esos días solo verás lo bonito que es estar en pareja y raras veces te encontrarás con el lado feo de la otra persona. Ese que también tienes que amar. No sé cuál sea el porcentaje de éxito que tienen las parejas que se relacionan de esta forma. En ocasiones, cuando por fin deciden vivir en un mismo lugar, las cosas pueden resultar muy diferentes a como las imaginaban.

Me enamoré de este chico y llevo saliendo con él tres meses. Sin embargo, no dejo de pensar que sin un plan de vida estable y sin conocerlo al 100%, estoy viviendo en una fantasía que algún día deberá terminar.

Este video te puede gustar