Cómo debe comportarse papá con la llegada del bebé

Mucho se habla, se escribe y se enseña acerca de la maternidad. Sin embargo, la paternidad a veces pasa inadvertida para muchas personas. En consecuencia, muy pocas veces un padre primerizo sabe cómo comportarse ante la llegada de su bebé. No obstante, no es tan difícil como parece.

Estar presente en todo momento

Cuidar al bebé no es una tarea complicada, pero sí necesita mucha atención de tu parte. En este sentido las pequeñas tareas, como bañarlo, cambiarlo y dormirlo, son esenciales para el bienestar de tu pequeño y  puedes realizarlas mientras tu pareja descansa un poco.  De esa forma el bebé se habitúa a tu compañía y crean pequeños lazos que los conectan más emocionalmente.

No debe descuidar su relación de pareja

A menudo, la llegada del bebé cambia toda la rutina de la casa. Ambos necesitan ajustar su mundo para darle cabida al bebé y todo lo que conlleva. En consecuencia, las prioridades cambian y la vida de pareja ya no es la misma. Sin embargo, dejar a tu pareja de lado es el peor error que puedes cometer. Ambos necesitan fortalecer su relación más que antes para educar al pequeño en un ambiente saludable y equilibrado.

 La limpieza es muy, muy importante

Un hábito que debes adoptar es la limpieza en todo momento. Por ejemplo: durante los primeros días de tu bebé su pielecita aún no se acostumbra a la atmósfera ni a sus contaminante. Por tanto, es recomendable que laves todos los objetos que están en contacto con ella, incluidas tus manos. Piensa que al cargarlo o bañarlo puedes pasarle bacterias y suciedad que irritan y enferman su piel.

Cómo debe cuidarlo, cuidándose él también

¿Cómo debe cuidarlo?, pues al cuidarse a sí mismo. A veces, como padres se olvidan de que el bienestar de sus hijos también depende de su propio bienestar. Por ello tanto la madre como el padre deben darse algunos minutos para estar a solas y distraerse de todo el ritmo de la casa. Así ambos estarán relajados y podrán dar lo mejor de sí a su pequeño.

 

Este video te puede gustar