Cómo volver a reconectar contigo durante este confinamiento

Es una desgracia, pero durante esta pandemia siempre hay quienes buscan ser los que más sufren. Es cierto nuestro mundo no es color de rosa y lamentablemente las personas más necesitadas suelen recibir muy poca ayuda de los demás. Pero tranquila no pretendo darte un discurso moral, creo que cada uno de nosotros tiene la capacidad de ayudar y es algo muy personal el como lo haces. durante esta pandemia reconectar contigo mismo es lo que esta provocando más estragos en las personas.

¿Reconectar contigo?

Sin la capacidad de poder escapar del espacio que es tu hogar. Las cosas que has tenido ocultas por tanto tiempo empiezan a aparecer. Ese duelo atorado, ese amor no correspondido, el problema de alcohol, la necesidad de ese cigarrillo. De repente todo a tu alrededor comienza a parecerte insoportable y te tengo una mala noticia. No es algo en tu alrededor, en realidad es la relación que tienes contigo misma. Al igual que tú yo he tenido altibajos durante toda la pandemia. Algunos más graves que otros. Veo a la gente pidiendo empatía por los demás, pero se nos olvida tenerla con nosotras mismas.

Todo lo que tienes que trabajar va a salir para sanar

Aprender a poner paz contigo misma no es un trabajo sencillo. Algunas personas tienen la bolsa de piedritas más llena que otras, pero al final ningún trabajo es más intenso que otro. Es simplemente tu trabajo personal, es algo individual.Tienes que encontrar la paz con eso. Se nos olvida que somos responsables de lo que cargamos y por duro que pueda sonar esto, es una realidad que muchos no quieren aceptar.

Cómo vivir un duelo sin morir en el intento

De repente todo el mundo quiere hacer cambios en su vida

Algunas personas empiezan a armar proyectos nuevos, quieren cambiar el país donde viven o arriesgarse a hacer cosas que jamás han hecho. El rush del cambio nos puede volver invencibles, pero primero lo primero. Estamos en confinamiento, a veces queremos saltar del edificio pensando que será más sencillo volar, que bajar los escalones. Ahora que tienes el tiempo, sana.

Sanar desde el corazón nos vuelve invencibles

Vivelo, no le tengas miedo

Sí, quizás estás sufriendo y reviviendo cosas de tu pasado. Es probable que te hayas dado cuenta que tus pasos en la vida no te han llevado al lugar que esperabas tener el día de hoy. Y si es el caso, no pasa nada. La vida empieza cada nuevo día y hoy tienes la oportunidad de sanar. No le tengas miedo a sentirte triste, frustrada pero sobretodo no quieras ser invencible.

Te lo han dicho muchas veces, esta bien no estar bien

Pero esto no significa que sigas guardando en tu bolsa las desilusiones. Que sigas sintiéndote enojada por el que se fue, arrepintiendote por ese grave error , viviendo cada día en tu mente el pasado una y otra vez. Vivelo, sufrelo, ahora tienes que aprender a darte el tiempo. Si te sientes mal lloralo, gritalo, escribele una carta y quemalo. Negocia con tu pareja, préstale atención a tus hijos pero también busca un tiempo para tí. Deja de ponerte excusas, reconectar contigo misma va a ser sencillo o difícil , es tu elección. La forma en la que quieras vivir a partir de hoy, es tu responsabilidad.

Este es el tiempo más conveniente de darte cuenta de las cosas que mueven tu vida. ¿Eres feliz con tu pareja? ¿Estas haciendo buenas elecciones? ¿Aprendiste esa lección? ¿Qué quieres para ti ? ¿Qué puedes hacer hoy para mejorar tu mañana?

Dale espacio a lo nuevo

Así que ten un mal día y grita. Quizás en la noche te des cuenta que te apetece bailar contigo misma en el cuarto. Aprende a ser tú, es la decisión más valiente que puedes tomar hoy en día. Porque en el momento en que te decidas a hacerlo, vas a dejar de basar tus expectativas sobre lo que los demás hacen. Y si tienes que romper el molde, salirte de una relación tóxica, aprender a comunicarte con tu pareja o aceptar que necesitas ayuda para lidiar con tus hijos. No pasa nada.

No tienes que ser la mejor madre del mundo, la profesionista exitosa, la mejor novia ni tampoco la número 1 en tu trabajo. Quizás la lección más importante que hoy reconozco es que la perfección no existe en un mundo de cosas imperfectas y solo con ser nosotras mismas y dando lo mejor basta y sobra. No te rindas.

Este video te puede gustar