Cómo vivir sola sin sufrir estrés

Yo sé lo que es vivir sola, y sí, en su momento también me tocó sufrir estrés. Sin embargo, con el tiempo aprendí a sobrevivir a esta nueva etapa de la adultez. Me hubiera encantado saberlo todo antes de lanzarme a la aventura, pero para ti no es demasiado tarde. Es por esto que quiero compartirte algunos consejos que te ayudarán llevar tu vida independiente de la mejor manera. ¡Sí se puede!

Siempre arma un presupuesto

Antes de dar el gran paso, te recomiendo que tengas dinero ahorrado para emergencias. Después, arma un presupuesto de cuánto vas a gastar en la renta, luz, agua, gas e internet. No te presiones mucho, normalmente algunos servicios se pagan cada dos meses, lo que te da tiempo suficiente para juntar la cantidad necesaria y así no sufrir estrés. En tu presupuesto también debes considerar los gastos de transporte público y comida. Por ejemplo, yo hice mi presupuesto para comprar el mandado en el supermercado. Obvio, tampoco me limitaba demasiado, pero era bueno establecer una cantidad para no comprar comida innecesaria que se echara a perder en unos días, ¿me explico? Cuando eres consciente de tus gastos, llegas sin preocupaciones al final de la quincena y hasta te sobra un poco de dinero.

Ahorra, ahorra y ahorra

¿Y si te sobró dinero? Ahorra la mitad y el resto si quieres gástalo. Te lo digo porque no se siente bien estar justa de dinero siempre. Tu estilo de vida cuesta, ¿pero cómo piensas vivirlo si te limitas demasiado? Por ello te recomiendo que si quieres disfrutar de tu salario, ahorres una parte y otra la gastes en cosas que necesites o te gusten. Uno o dos cariñitos al mes no están mal.

¿Y aún si no tienes depa?

Lo más conveniente al principio es vivir con compañeras de cuarto o roomies, normalmente las rentas son más baratas. Claro, tienes que buscar muy bien tu departamento. Toma en cuenta la ubicación, los medios de transporte y los lugares más cercanos como supermercados, centros comerciales, hospitales, etc.

Decora tu espacio

Es una buena forma de no morir de estrés. Ahora tienes un nuevo espacio libre para decorar y que es completamente tuyo. Otra alternativa es “deshacerte del pasado”, tirando todo lo que ya no ocupas. Mientras menos cosas tengas, más espacio tendrás para ti.

¡Suerte en esta nueva aventura!

Este video te puede gustar