Cómo superar una ruptura que no querías que pasara

¿Alguna vez te ha pasado que justo del chico que más te enamoras es del que recibes menos? Me refiero a que en el momento en que tú crees que las cosas van de maravilla, de repente él te dice que ya no quiere nada de nada contigo. Sin duda es algo que no querías que pasara y lo malo es que no hay un manual que nos diga cómo reaccionar ante ello. Créeme, yo pasé hace poco por una situación así y lo único que quería era correr hacia sus brazos y pedirle (llorando para causar más dramatismo) que nos diéramos una oportunidad más. Por fortuna, antes de que cayera tan bajo, mis amigas me detuvieron y casi a rastras me pidieron que fuera a terapia. Ahí entendí muchas cosas…

Es una experiencia complicada

Así como nadie nos ha enseñado cómo debe ser el amor bueno, tampoco nos han dicho cómo le tenemos que hacer para superar una ruptura. Creo que más bien todo depende de cómo haya sido la relación, qué tanta madurez haya por parte de los dos y muchos otros factores que obviamente variarán de una relación a otra. Aunque eso sí, no te sientas mal si en el momento quieres gritar y llorar por ese gran dolor que sientes en el pecho. Es normal sentirte así cuando has tenido que “aceptar” una decisión que tú tenías planeada.

Mejor afronta el problema

  • Pregunta “por qué”. Tuve que enfrentar al ahora mi ex, aún sabiendo que mis ojos se llenarían de lágrimas, para saber por qué ya no quería que estuviéramos juntos. Él me dijo que no había dejado de quererme, pero estábamos llegando a un punto en el que éramos tóxicos el uno para el otro. No quería que llegáramos al grado en el que nos odiáramos y aborreciéramos. Él pensó en los dos, sin duda, porque pudo haberse quedado más aunque eso significara odio perpetuo.
  • Piensa si realmente podría haber una solución. Cuando me dijo eso, replantée todo lo vivido y sin duda comprobé que las cosas cada vez iban peor. Se podía luchar por tratar de solucionar las cosas, pero si una de las dos partes ya no quiere, ya no hay mucho que hacer. Para que una relación funcione, debe haber empeño por ambas partes, sino no.
  • Trabaja en eso que está invadiendo tu ser. Lo mejor en estos casos es acudir con un especialista para trabajar todo eso que sientes dentro de ti. Yo pensé que no estaba tan mal cuando fui a terapia, pero estando ahí me di cuenta de que muchos de los problemas de mi infancia los venía arrastrando hasta estos días y eso estaba afectando mi vida en todo momento.

Nunca

  • Ruegues. Por dignidad y amor propio evita rogar porque eso sólo te quita poder a ti. Hace que te sientas diminuta y le estás dando toda tu fuerza a alguien más.
  • Tampoco odies. Si él fue quien tomó la decisión de alejarse de ti, puede que sientas odio o coraje contra su decisión. Sin embargo, no se trata de que estés molesta por la decisión que alguien más tomó. Al contrario, de cada cosa hay que tomar un aprendizaje. Puede que en el momento no veas las cosas claras, pero más adelante lo agradecerás.
  • Evita stalkear. No te dañes, no trates de averiguar qué ha hecho de su vida, con quién sale. Todo debe irse con él a tu pasado. Enfócate en tu presente y listo.Vive y disfruta.

Este video te puede gustar