Cómo superar una ruptura amorosa lo más pronto posible

¡No estés triste! Ya no te cuestiones por qué terminaron o que hiciste mal para terminar así. ¡Basta! No te lastimes recordando los mejores momentos que tuviste junto a él. ¡Es lo peor que puedes hacer! De pronto, tu castillo se desmoronó y no estabas preparada para una ruptura amorosa. Es cierto, esto no te dejará de hacer ruido si sigues pensando en qué sucedió para que llegaran a ese punto.

No veas esperanzas donde no las hay

Cuando enfrentas a una ruptura amorosa, tu mente solo se enfocará en lo malo y creará historias de reencuentros. Quizá estos no ocurran, pero tú te aferrarás a ellos con tal de lastimarte aun más. No guardes esperanzas de regresar con él y deja de atormentarte con la idea de que te buscará. Elimina por completo las posibilidades de reencontrarte con él en el futuro. ¡No más!

Deja de buscar respuestas

Querrás buscarlo, enfrentarlo o saber si existe otra oportunidad. ¡Reflexiona! En este momento no estás bien, eres presa de la tristeza y la desesperación. Esto solo te llevará a hacer cosas absurdas que después te harán sentir peor. La tristeza te impulsará a buscarlo, escribirle o llamarlo. ¡No caigas en tentación! Tranquilízate, deja que las cosas fluyan por sí solas y deja de buscar respuestas que solo te dañarán aún más.

¡No hagas nada! 

Una ruptura amorosa siempre te orilla a estar ansiosa y desesperada y es inevitable. Lo mejor que puedes hacer es no hacer nada. Antes de seguir tus impulsos analiza cómo te sentirás después. No busques a las personas que te insten a hacer cosas que te hagan caer hasta perder la dignidad. Lo único que necesitas es estar contigo y abrazarte, ¡Aguanta! Sé fuerte ante la crisis para pensar con claridad. Rodéate de personas positivas que te distraigan y de aquellos que te hablen con la verdad.

Enfrenta tu realidad y cuéntanos cómo has superado anteriores rupturas amorosas.

Este video te puede gustar