Cómo superar un divorcio sin sentir que el mundo se te viene encima

Existe un momento en el que tu relación ya no es la mejor y tampoco te sientes cómoda en ella. Sin embargo, tan sólo pensar en una separación te llena de pánico.  ¿Qué dirán de ti?, ¿lastimarás a tus hijos?, ¿te quedarás sola? Es normal tener miedo, pero es preciso encararlo. Te cuento cómo superar un divorcio y buscar lo mejor para tu bienestar.

Piensa en lo mejor para ti

Sé que por tu mente pasan muchas cosas antes que tu propio bienestar, porque como mujeres estamos acostumbradas a pensar en otros antes que en nosotras. Sin embargo, es momento de darte el lugar que mereces y pensar en tus necesidades. No es egoísta ni malo, es simplemente cuidar tu estabilidad emocional, mental y física. Si alguien piensa lo contrario o te lo reprocha, no le interesa tu bienestar.

Disfruta tu soledad

Muchas mujeres le tienen miedo al divorcio porque creen que se quedarán solas. Cuando eso ocurre es porque realmente no se conocen a sí mismas. En realidad, poco se nos enseña acerca de conocernos y desenvolvernos individualmente. Sin embargo, no hay por qué tener miedo pues es una oportunidad para conocernos a profundidad y redefinir lo que queremos y no en nuestra vida. Recuerda que el amor no se acabó.

No debes tener miedo a arrepentirte

Otro miedo a superar es el posible arrepentimiento, sabemos que no es fácil tomar esta decisión y mucho menos llevarla a cabo. Sin embargo, recuerda que si has llegado hasta este punto tienes bastantes razones. Por eso, no debes dudar de ti ni de lo que quieres o sientes ni ahora ni después.

Perdona

Lo peor que puedes hacer es terminar esa relación, pero seguir arrastrando cosas que te lastimen. Mejor perdona todo lo sucedido. Pero más importante perdónate todos los errores que pudieses haber cometido, sólo de esa forma te sentirás en paz contigo misma y con la decisión que has tomado.

Sé paciente contigo misma

Durante este proceso habrá días buenos y otros malos y en otros tendrás toda una montaña de emociones. Esto es normal debido a todos los procesos emocionales que atraviesan tanto tú como tu familia. Por tanto, no te desesperes y vive cada momento a plenitud sin importar si es bueno o malo.

No revivas el pasado

Lo peor que puedes hacer es estancarte en las cosas que ya pasaron. Es cierto que tu matrimonio fue una parte muy importante de tu vida, pero no lo es todo. Por tanto, lo peor que puedes hacer es seguir martirizándote con recuerdos que no te hacen nada bien. Mejor enfócate en mejorar y en sentirte mejor.

Busca tu independencia

Para dejar atrás todo necesitas recobrar tu independencia emocional y económica. Por tanto, lo mejor que puedes hacer es retomar las actividades que dejaste de realizar por tu matrimonio. Puede ser que retomes tu carrera, tomes clases o cursos. También puedes emprender un negocio, pues al hacerlo tu autoestima mejorará y entenderás que no necesitas de nadie para estar bien.

Este video te puede gustar