Cómo sobreviví a mi primer día de trabajo

Ya descubriste cuál es tu trabajo ideal y te dedicas a buscar empleo en todas las plataformas que se te ocurren. Vas a varias entrevistas, haces pruebas y esperas a que te llamen. De pronto llega el día esperado: te llaman y te piden que te presentes la siguiente semana para comenzar a laborar. ¡Qué felicidad! Pero… ahora serás “La Nueva”. No te preocupes, te voy a contar cómo le hice para sobrevivir a mi primer día de trabajo; seguro esta guía te ayudará a ti también.

Viste cómodamente

Sí, ya sé que seguramente tienes que cumplir con un código de vestimenta en la oficina. Sin embargo, ese no es motivo para que no puedas vestir de una forma en la que te sientas a gusto. Si nunca has usado ropa formal, es buen momento para que encuentres tu propio estilo y lo que mejor te queda. Hay mucho de dónde escoger: vestidos, faldas, pantalones, blusas… ¡Tu guardarropa estará encantado! Por otra parte, si no tienes que cumplir con un reglamento de vestuario, tampoco se te ocurra presentarte como si fueras a la playa. De preferencia, viste casual. Te aseguro que causarás una buena impresión entre tus nuevos compañeros.

Haz amigos

Es un lugar nuevo y no conoces a nadie. No por eso debes estar sola como un hongo. Aprovecha para conocer a los demás. Primero a tus compañeros de al lado y poco a poco ve extendiendo tu red de conocidos más allá de tu área. Puedo decirte que algunas de las mejores amigas que tengo las he conocido en la oficina. ¡Incluso puedes encontrar el amor! Así que no seas tímida, háblale a la gente y prepárate para ser el alma de la empresa.

Concéntrate en tus actividades

A pesar de que seas una experta en lo que haces, siempre será un poco difícil adaptarte. Tendrás que aprender los procesos de la compañía, conocer los tiempos de entrega e incluso realizar nuevas actividades. ¡No sufras! Solo es cuestión de que te concentres en lo que estás haciendo y el aprendizaje será muy rápido. En unos días dominarás todo y fluirá mucho más rápido.

Si tienes dudas, pregunta

Este punto está muy ligado con el anterior. Ya dijimos que tendrás que aprender cosas nuevas, así que ¡no tengas pena! Nadie va a juzgarte por no saber cómo subir ese informe en la plataforma interna de la empresa; recuerda que recién llegaste a trabajar ahí. Haz las preguntas necesarias para que tus actividades y la manera de hacerlas queden claras.

Procura llegar a tiempo

No hay nada peor en tu primer día de trabajo que llegar tarde. Toma las previsiones necesarias para que nada afecte tu horario de llegada a la oficina. Si sales con algunos minutos de anticipación, ni el tráfico más intenso impedirá que llegues en la hora establecida. La impresión que tus jefes tienen de ti quedará intacta.

Deshazte de los nervios

Sí, llegar a un lugar desconocido causa cierto nerviosismo, incluso miedo, pero no dejes que eso arruine tu día. Si no puedes controlar este sentimiento, te recomiendo tomar un té de flores relajantes por la mañana, antes de irte. También es importante que duermas lo suficiente las noches anteriores a tu gran día. De este modo estarás muy fresca para comenzar con tu nuevo reto.

Si sigues mis consejos, te aseguro que tu primer día de trabajo será un éxito. ¡Suerte con tu más reciente proyecto!

Este video te puede gustar