Cómo salvar tu relación de los problemas más comunes

Mantener una relación feliz y saludable no suele ser complicado cuando ambas partes están comprometidas. Sin embargo, existen distintas situaciones que ponen en riesgo la unión sentimental de una pareja. Ya sea por estrés, problemas familiares, económicos, de convivencia o falta de compromiso el vínculo amoroso se desgasta. Si crees que te encuentras en una situación similar estos consejos podrían ayudarte.

Evalúa su relación

Platica con tu pareja acerca de qué siente en cuanto a su relación, si es que han perdido confianza, interés o cariño por el otro. De igual forma, piensa qué sientes acerca de tu relación. Debes preguntarte si esa relación llena tus expectativas y te hace sentir bien. De esa forma ambos analizarán sus situación y podrán solucionar el problema de la mejor manera.

Sean honestos

Cuando ya han admitido que tienen algunos problemas deben ser sinceros y decirle al otro qué tan dispuestos están a comprometerse. Cambiar hábitos, escuchar al otro y admitir  errores depende de la disposición para cambiar y mejorar. Si alguno de los dos no está dispuesto a hacerlo podrían incrementar sus problemas. No significa que deben cambiar por completo, pero sí podrían mejorar la forma cómo se han relacionado.

Perdonen sus errores

Los  orígenes de muchos problemas en las relaciones amorosas son el rencor y la falta de perdón. Constantemente se recuerdan las faltas que  han cometido y peor aún, se reprochan. No importa si el percance que tuvieron ocurrió hace mucho tiempo, cada vez que pueden lo recuerdan. Este es un grave error debido a que no pueden evolucionar como pareja  y no permiten que su relación sane. No se trata de empezar de cero, sino de admitir lo que han hecho y no lastimarse más. Para eso es preciso hablar de todo lo que ha estado mal, tomen decisiones y lleguen a un acuerdo.

Este video te puede gustar