Cómo renunciar a tu empleo sin perder el estilo

Durante toda tu vida tomas decisiones importantes que repercuten en tu futuro. Una de ellas es renunciar a tu trabajo. Sí, es difícil, pero puedes hacerlo de la mejor manera teniendo la guía para hacerlo. No temas decirle “bye” a algo que ya no te hace feliz o si has encontrado algo mejor. ¿Lista?

Escribe algunas ideas de qué dirás

Lo primero que debes hacer antes de presentarte ante tu jefe y decirle que renuncias, es pensar. Sí, suena absurdo, pero de ahí dependerá que tu salida de la empresa sea por la puerta grande. Medita bien si es la decisión final sobre tu empleo. Incluso, también es bueno asegurarte de que al renunciar tengas una nueva opción para que no te quedes en ceros. Una vez que lo has decidido, escribe las razones por las cuales te vas. Así no perderás el estilo frente a tu jefe al momento de renunciar.

Muéstrate amigable en todo momento

Puede ser que la decisión de tu renuncia sea que tu jefe te cae mal. Sin embargo, aunque esa fuera la razón, no debes ser grosera al momento de hablar con él o ella. No olvides que aunque ya no vas a trabajar ahí, es bueno dejar la mejor impresión.

No pierdas la compostura

Muchas veces tendemos a explotar y tener comportamientos poco éticos. Para no perder el estilo, guarda la calma hasta el último momento. Ya después si quieres, con tu familia o amigos, grita y maldice a todo el mundo.

No cambies de parecer

Si previamente le has pedido a tu jefe hablar de un asunto importante, probablemente él o ella se imaginen de qué se trata. No cambies de parecer en el último minuto, pues no se trata de un juego. Por eso es importante que antes de hacerlo, pienses bien qué quieres.

Mantén el respeto hacia tu jefe hasta el final

Sin importar todo lo que se hayan dicho durante la renuncia, no dejes de mostrar respeto por el que hasta ese momento fue tu jefe. Es mejor quedar así, no olvides que a veces lo necesitarás para futuras referencias.

¿Últimamente has pensado en renuncia a tu empleo?

Este video te puede gustar