Cómo reconocer a las personas tóxicas para que no roben tu energía

En el universo fluye energía buena y mala. Hay que recordar que se necesita la dualidad para que pueda haber equilibrio. Así es, nos guste o no, es una regla de vida para lo bueno y lo malo, lo nuevo y lo viejo, lo bonito y lo feo. Si nos enfocamos en la humanidad, podemos decir que habemos personas que practicamos el bien. Nos enfocamos por vivir nuestra vida sin perjudicar a otros o buscamos la forma de ayudar al prójimo. Por otro lado están aquellas personas que no ayudan, sino que se dedican a criticar y verle un “pero” a todo. Para que no roben tu energía, puedes conocer una serie de señales que te ayuden a distinguirlas. Una vez que las tengas presentes, podrás reconocerlas y hacerlas a un lado de tu vida para que no te dañen.

Cómo evitar que te roben la energía

Por desgracia, en todas partes encontramos esa clase de personas. Lo bueno es que al reconocerles las mantienes lo más alejadas para que no roben tu energía. Es importante recalcar que no siempre se muestran como son. Pueden aparentar ser tu mejor amigo o un buen compañero de trabajo, pero una vez que notes su forma de ser, comprenderás que es una persona tóxica.

Hablan todo el tiempo de ti

La característica más notable de las personas tóxicas es que todo el tiempo hablan de ti. No importa si lo hacen para bien o para mal. La cuestión es que siempre eres su tema de conversación. Al no tener asuntos propios que compartir, deciden elegir a alguien para que le dé sentido a su patética existencia. En algún momento de mi etapa escolar, conocí a alguien que se la pasaba hablando de una de mis amigas. Quería llamar su atención e inventaba chismes para manchar la reputación de mi amiga. Por fortuna, la gente a la que le decía esas cosas, conocían muy bien a mi amiga y no permitieron que les envenenara la mente.

Solo dicen cosas negativas

Como dije, esas personas se enfocan en decir cosas malas. Jamás aceptarán o alabarán algo que hagas bien. Únicamente se enfocan en mostrar lo malo. Cuando solo es una falla, ellas la harán resaltar al máximo. Por ejemplo: si quedaste en entregar un trabajo a una hora, pero te tardaste un poquito más de eso, ellas lo resaltan al máximo. Obviamente, dejan de lado que aunque hayas tardado un poco más, el trabajo que entregaste es impecable. Para que no roben tu energía, toma sus comentarios de quien vienen y continúa tu camino con felicidad.

Se quejan sin dar soluciones

Es curioso, pero las personas tóxicas se quejan de todo, pues se sienten infelices con sus vidas. Lo gracioso es que se quejan, pero no ofrecen alternativas para solucionar el problema. Solo hablan de lo malo, recalcan lo que los demás hicieron o no. Sin embargo, se olvidan que si se van a quejar, mínimo deben dar una alternativa para que las cosas mejoren. Es algo típico de estas personas con tan mala vibra.

Doble cara

Como era de esperarse, son personas hipócritas. Muestran una cara ante la persona que les cae mal, pero detrás de ella sacan al verdadero yo. Podrás distinguirla porque contigo se muestra amable y a veces hasta exagera en sus atenciones. Sin embargo, cuando no estás, se expresa mal de ti y sólo recalca tus imperfecciones, sin destacar todo lo bueno que haces. Esas personas saben cuando haces bien las cosas, el problema es que les cuesta reconocerlo y prefieren hablar siempre de lo malo para dejarte en mal ante los demás. Aunque creo que las únicas que quedan mal son ellas por expresarse así de otros.

Personas enojadas con la vida

En algunos se nota más que en otros, pero sin duda puedo decir que son personas enojadas con la vida. Al no encontrarle sentido a sus vidas optan por pegarse como sanguijuelas a la vida de otros y vivir a través de ellos. Creen que hablar mal de ellos hará que le caigan bien a los demás y así tendrán gente con la que convivir.

Quieren caerle bien a todo el mundo

A diferencia de las personas “normales”, quienes tiene problemas con su existencia, buscan la aceptación de todos. Cuando se da una convivencia sin forzar, las personas van platicando y decidiendo quién sí y quién no les cae bien. Las personas tóxicas no son así, ellas a toda costa buscan estar en el radar de todos.

Ahora que ya conoces las señales más claras, no permitas que estas personas arruinen tu vida.

Este video te puede gustar