Cómo preguntarle a tu hijo de manera significativa qué tal le fue en la escuela

Ahora que los niños regresan a clases, es importante entablar una comunicación fluida con ellos. Los pequeños pasan tanto tiempo en la escuela, que la gente con la que conviven ahí es como una segunda familia. Para demostrarle a tu niño que te interesa lo que le sucede olvídate del típico “¿cómo te fue hoy?”. A continuación te presento otras formas de preguntarle a tu hijo sobre su escuela y su día a día.

¿Cuál es tu sitio favorito en la escuela?

Como tu hijo pasa mucho tiempo en la escuela, seguramente hay un sitio en el que disfruta estar más que en cualquier otro. Ya sea su salón, la sala común, el patio o el salón de algún amigo que tenga en otro grupo. Si su escuela tiene comedor, también ese lugar podría ser su favorito. Cuando te diga cuál es, pregúntale por qué. Así sabrás más de él y se dará cuenta del interés que tienes por conocer el sitio donde estudia.

Pregúntale acerca de su mejor y peor momento del día

Aunque la escuela siempre sea la misma, cada día habrá experiencias diferentes, las cuales pueden clasificarse en buenas y malas. Además de preguntarle a tu hijo cómo le fue, ve más allá e intenta conocer qué momento le gustó más o cuál disfrutó menos, así como la razón por la que sucedieron las cosas. Es importante que estés en contacto con las emociones de tu pequeño.

¿Qué comiste?

Si su escuela tiene comedor y ahí mismo se encargan de prepararle sus alimentos, pregúntale. Aunque ya sepas qué comió, es importante que lo cuestiones para ver qué tanta atención pone a lo que hace.

¿Junto a quién te sentaste hoy?

Hay escuelas en las que el plan de estudios incluye no tener un lugar específico. Si tu niño tiene la libertad de sentarse con diferentes personas, asegúrate de saber con quién se sienta cada día. Puedes preguntarle a tu hijo cómo se siente con ellas y de qué platicaron (en caso de que puedan hacerlo).

¿Qué reglas hay en tu salón?

Las maestras se encargan de presentarte las reglas que se manejarán en el salón. Aunque tú las sepas, pregúntale a tu hijo si las conoce y si las respeta.

¿Con quién jugaste hoy?

Los niños no siempre juegan con las mismas personas, y es importante que conozcas quiénes juegan con él: sus nombres, gustos y creencias. Todo eso puede influir de manera negativa en tu hijo si no estás al tanto.

¿Qué otra cosa te hubiera gustado hacer?

Cada día comenta con él sobre las actividades que realizó y pregúntale si le hubiera gustado agregar algo más a su día. Siempre habrá algo que te sorprenderá, ¡créeme!

Este video te puede gustar