Cómo manejar una infidelidad tuya ante tu familia

Metiste la pata y ahora no sabes cómo lidiar con esa infidelidad tuya ante tu familia. No sabes qué decir, no quieres dar explicaciones y te sientes tan mugre que no quisieras ver a nadie. Ánimo, no es para tanto. Somos humanos y todos cometemos errores, deja de hacerte la dura contigo misma. Lo hecho, hecho está y tienes que seguir adelante. Ya sé, no es tan fácil, pero debes salir del agujero en el que te metiste. Primero que nada identifica qué tipo de infidelidad fue: circunstancial o compulsiva. Si es del segundo grupo tienes que buscar ayuda profesional, pues para ti ser infiel es como respirar. En cambio, si fue en una ocasión circunstancial, entonces acá te cuento cómo afrontar la situación.

Es una infidelidad tuya, no quieras compartir culpas

No intentes culpar a tu pareja, menos si tu intención es recuperarla. Admite tu culpa y deja de mentir. Ni se te ocurra crear excusas para justificar tu infidelidad porque no hay justificaciones. Acepta tu responsabilidad, porque siempre tuviste elección. Elegiste mentir, en vez de terminar tu relación. Elegiste, engañar, antes que ser honesta. La responsabilidad de las consecuencias de tu infidelidad es solo tuya. Termina el romance, pero de verdad termínalo. Ya no tengas contacto con la otra persona.

Reconoce que heriste a más personas

No tomes una actitud cínica. Debes reconocer que jugaste con los sentimientos de tu pareja. Es importante que reconozcas que heriste a más personas. Muchas de ellas confiaban ciegamente en ti y les fallaste. Reconocer tus errores es el primer paso para recuperar a tu pareja o al menos para limpiar tu nombre. No obstante, tu arrepentimiento debe ser sincero, no sólo porque te cacharon.

Decide si quieres continuar en la relación

No solo el engañado tiene derecho a tomar la decisión, también el infiel. Sé honesta contigo misma y pregúntate qué tan probable es que vuelvas a hacerlo. Si existe una mínima duda, posiblemente volverás a ser infiel. Sin embargo, si tu pareja quiere continuar contigo y tú con él, entonces salva tu relación. La forma más fácil es siendo fiel a tu palabra, cumpliendo a tus promesas y convirtiéndote nuevamente en una persona confiable. En este proceso tienes que ser muy paciente. No esperes que tu pareja confíe en ti inmediatamente. Tomará tiempo recuperar su confianza.

¿Qué hacer si tu pareja ya no quiere volver a verte?

Acepta su decisión, tú cometiste un error y esta era una de las consecuencias. Si perdiste a alguien que amabas por tu infidelidad, asúmelo con valentía. No te culpes demasiado, no vale la pena reprocharse nada. En vez de hacerlo aprende de tus errores, reconoce que has creado un problema y afróntalo. Haz una introspección y pregúntate qué te llevó a engañar a tu pareja. Cuando encuentres la respuesta, seguramente podrás aprender de ello y dar vuelta a la página.

Este video te puede gustar