Cómo mandarlo a la friendzone sin ser cruel

Las chicas amamos tener amigos cercanos en quienes confiar. Sin embargo, de vez en cuando la amabilidad y la amistad comienzan a confundirse con algo más. Cuando ellos malinterpretan nuestra conducta a veces no sabemos qué hacer. ¿Cómo mandarlo a la friendzone sin ser cruel? Yo suelo ser muy cercana a mis amigos. Los pocos que tengo saben que soy muy cariñosa, encimosa y los trato como si fueran mis hermanos mayores. Realmente suelo ser una chica que tiene más amigos varones que mujeres. O al menos antes lo era, desde que inició esta racha de hombres a los que he tenido que mandar a la friendzone

Cómo ser amable sin confundirlos

Sigo sin entender muy bien la razón de su confusión. Me pasó un par de veces en el gimnasio con chicos que conocía de entrada por salida en mis clases de nado. Incluso a los que saludaba por  compromiso cuando estaban junto a mí en la caminadora. Después de platicar varias veces pensé que estaba haciendo buenos amigos, hasta que de repente me salían con la invitación a un date o se molestaban porque les contaba mis problemas amorosos. Por tanto, de un tiempo para acá, mi comportamiento cambió con ellos.

Sé cautelosa cuando empieces una amistad

Es el primer gran paso. Establece desde un principio la naturaleza de la posible relación con el hombre en cuestión. Muchas veces, los chicos comienzan siendo amigables y se acercan lentamente esperando que los dejes pasar. Si tú lo deseas puede pasar, pero si no es el caso, tendrás que hacérselo a entender. Es decir, mandarlo a la friendzone claramente.

Habla con el chico

Tampoco lo hagas después de tres días de conocerlo. Toma un tiempo para conocer sus verdaderas intensiones. Después podrás hablar seriamente con él. Puedes hacerlo cuando te invite a salir. Ese es un buen momento para especificar de qué va la relación. Cuando lo hagas, puedes decirle las cosas de forma educada sin tener que romperle el corazón. No seas tan fría con él. Finalmente, si el chico te cae bien no tienes por qué ser grosera. Eso sí, debes ser directa, así que le puedes decir que tú no estás buscando ninguna relación amorosa. Yo aprendí a la mala que las indirectas no son el lenguaje predilecto de los hombres. Es decir que no lo entienden. Así que pregúntale si está de acuerdo en que sean solo amigos, así podrás mandarlo a la friendzone de una forma rápida y efectiva.

No le des alas

Si el chico no te interesa en lo absoluto no le des alas. No aceptes regalos ni lo dejes abrazarte y ser tan cariñoso contigo. Darle alas es muy cruel, pues solo lo tendrás a la expectativa. Recuerda que todo lo que hacemos se nos regresa en algún momento. Sé su amiga y respeta sus deseos. Si ves que el chico quiere algo más contigo de una forma desesperada, dale espacio. Verás que con el tiempo lo irá aceptando. Sé que es muy sencillo darle el avión a un chico que persiste, pero de esa forma no se llega a nada. Es  importante que pares en seco a ese chico si en realidad no quieres nada con él.

Tampoco le des tantas vueltas

A veces, por no querer lastimar al hombre en cuestión terminas dándole largas a sus preguntas. Quizás el chico no te parezca tan mal partido, pero no es lo que estás buscando. Si ese es el caso, evita salir con él y confundirlo. Dejar que las cosas avancen para después echarte para atrás puede lastimarlo seriamente. Sé consciente de los sentimientos de los demás y no hagas nada que no te gustaría que te hicieran a ti. Después de todo, las chicas también hemos sufrido de la friendzone y sabemos que no es nada agradable.

Mandarlo a la friendzone no es sencillo, pues algunos chicos pueden ser bastante persistentes. No obstante, es algo que se tiene que hacer.

Este video te puede gustar