Cómo lidio con los celos de mi novio

Los celos son uno de los mayores problemas de las parejas, incluso son el mayor motivo de ruptura. En mi relación los celos siempre han estado presentes y en ocasiones son un poco más latentes. La verdad es que tampoco son irascibles o muy dañinos, porque tanto mi pareja como yo hemos establecido límites. En esta ocasión te platicaré cómo lidio con los celos de mi novio.

Siempre hablamos de la causa de los celos

¿Cómo lidio con los celos?, pues soy muy clara en una cosa: siempre explico el por qué y el cuándo. Es decir, ambos somos muy puntuales en cuanto a los que nos molesta o nos causa celos. La verdad es que no siempre es agradable, porque en ocasiones uno o el otro malinterpreta acciones. Sin embargo,  al final nos hace sentir seguros en cuanto a lo que queremos. Por eso, si quieres evitar los celos, siempre habla del tema con tu pareja, verás cómo resulta que es un malentendido.

Dale seguridad a tu pareja

Todas las personas tienen inseguridades en cuanto a ciertos aspectos y en diversas medidas. Eso es normal cuando no merman su comportamiento o autoestima. Por tanto, si tu pareja se siente insegura, debe trabajar en aquello que no lo hace sentir bien. Por tu parte, puedes brindarle seguridad mediante tus actos. Es decir, préstale atención, habla bien de sus cualidades y ayúdalo a superar sus inseguridades.

Cómo lidio con las peleas

Las peleas son de dos personas, por eso, alguno debe parar antes de lastimar al otro. Por ejemplo, cuando mi novio se pone celoso, procuro escucharlo. Él me dice cómo se siente y qué lo hizo sentirse así. En ocasiones no es muy amable y me dice las cosas enojado. No obstante, yo no cedo a ninguna provocación. De esa forma, él se va calmando y cuando lo hace, le hablo tranquilamente y todo se soluciona. También tengo ataques de celitos a veces. En esas ocasiones él tiene que comportarse a la altura. En consecuencia, nunca dejamos que eso afecte nuestra relación de una forma irreparable.

Siempre ponemos límites

Hasta cierto punto es normal que las personas se pongan celosas, pero eso no les permite lastimar a los demás. Por eso, mi pareja y yo hemos establecido límites. Es decir, ninguno puede insultar al otro por más enojado que esté. Tampoco puede exhibirlo frente a más personas o tomar decisiones precipitadas. Solo de esa forma podemos mantener una relación sana y estable.

¿A ti te han dado ataques de celos?

 

Este video te puede gustar