Cómo lidiar con una ruptura amorosa cuando ya tienes hijos

Es un hecho que la vida de pareja no siempre es color de rosa. Habrá momentos en los que te sientas en un cuento de hadas y otros en donde sientas que estás viviendo un cuento de terror. Si de por sí ya es un terreno poco estable, imagina ahora cómo se pone todo cuando ya tienes hijos. No estoy diciendo que sea imposible, pero sí será una batalla completamente diferente, en la que debes ganar o ganar.

Problemas y rupturas

Para que una relación se mantenga a flote, es necesario que las dos personas que conforman la pareja estén en sintonía. Lo más importante es la comunicación. Callar no ayuda en nada, al contrario. Es fundamental hablar para que ambos sepan lo que le gusta o disgusta al otro. Cuando los hijos llegan, esto es aún más importante. Ya no se trata solo de hablar de los asuntos de pareja, sino de lo que involucra a los pequeños. Por ejemplo, su educación, lo que se quiere o no que aprendan.

Todo es diferente cuando ya tienes hijos

Hay parejas que a pesar de los problemas que tienen sienten la obligación de permanecer juntos para criar a los niños. Este es, sin duda, el peor error que pueden cometer, pues si la pareja ya se siente infeliz junta, no hay pretexto alguno para quedarse así. Es posible hacerse cargo de la educación y crianza de sus hijos sin necesidad de continuar con su relación. Eso resulta complicado, principalmente porque el estado de ánimo se encuentra vulnerable.

Complicado pero no imposible

Aunque las cosas no serán sencillas, es importante que no te dejes vencer. Sentirás que todo se viene abajo y que no saldrás a flote de nuevo. Sin embargo, ver a tus hijos a tu lado te dará la fortaleza necesaria para no dejarte caer. Debes entender que aunque la situación no salió bien con su padre, no es motivo para que dejes de esmerarte por continuar adelante. Si lo requieres, acude a terapia, toma clases de diferentes cosas y así tu mente se mantendrá ocupada, dejando poco espacio y tiempo para pensar en la persona que se fue.

Este video te puede gustar