Cómo lidiar con una familia llena de metiches

Leíste bien, escribí “metiches”. Cuando vives en una casa con algunos tíos, primos, la abuela y cuatro perros es muy común que tu familia sea la más metiche de todas. He llegado a pensar que la culpa de todo es la casa donde vivimos. Aunque cada quien tenga su espacio, vivir cerca de la familia puede ser completamente una pesadilla. Entonces me pregunto: ¿cómo se lidia con una familia llena de metiches?

Los límites son indispensables

Cuando vives con una familia llena de metiches vas a tener que poner tus propios límites. Especialmente cuando tus parientes quieren meterse en tu vida y en tus decisiones. Una forma muy sutil que yo tengo para lidiar cuando mi familia se entromete es tomarme un tiempo para pensar en mis decisiones. Además, no dejo que ellos las sepan. Consulto solo a una persona y le pido que respete mi privacidad para que no se lo diga a nadie más. Los comentarios son bienvenidos, pero solo tú puedes tomar las decisiones. No tienes que ofender a nadie, solo agradece los comentarios y decide por ti misma.

Evita sentirte culpable por los chantajes

La verdad es que muchos seres humanos utilizan el chantaje para ser tomados en cuenta o manipular a los demás. No caigas en este juego. Si tu mamá, tu tía o tu abuelita están tratando de manipularte, respira hondo y trata de tomar la situación en tus manos. Es super importante que evites sentirte culpable cuando te dicen: “Bueno yo solo quería ayudarte, pero ya vi que no quieres mi ayuda”. Bye a estos chantajes emocionales. Agradece a quien te quiere dar la mano, sé muy amable y siempre contesta con amor. Al final, no tienes que sentirte culpable de nada, las decisiones que tomes son solo tuyas.

Comunica lo que te molesta

 

No culpes a nadie, evita usar frases como: “Es que tú…”. Es mejor que no utilizar frases incriminatorias. Así lograrás una mejor comunicación con tu familia. Es imposible impedir que la gente hable y opine. Es algo muy natural y cada persona que te quiere te va a hacer llegar su comentario. Tenles mucha paciencia, vivir en una familia llena de metiches es complicado. No dejes que sus comentarios te afecten.

Ponte en sus zapatos

A veces no es solo tu familia la que quiere opinar sobre la forma en la que vives o la que estás criando a tus hijos. La suegra, tu mamá o la tía van a querer darte opiniones conforme a su experiencia. Ponte en sus zapatos, quizá en algún punto de la vida vas a hacer algo similar. A veces estos consejos no son malintencionados, por más extraños que sean.

Finalmente, no te enganches

No les des tanta importancia. Si a ti no te afecta, no importa lo que digan o hagan, tú vas a estar bien. Repite esto cada vez que la cosa se ponga difícil. Al final, eres tú la que decide si se enoja o no. Sé consiente de que no puedes cambiar la forma de ser de toda tu familia. Así que lidia con ellos de la forma más gentil que puedas.

Este video te puede gustar