Cómo lidiar con un ex tóxico sin morir en el intento

Nunca subestimes lo que un hombre obsesionado contigo puede llegar a hacer. En este punto ya no sé si reir o llorar cuando recibo el mensaje nuevo de mi ex con una canción, un texto de amor, de despecho o una imagen graciosa. Te voy a contar qué puedes hacer si estas en una situación similar a la mía.

Tuve un novio guapo e inteligente

 

La verdad es que en un principio teníamos una muy buena relación. Él es un hombre muy guapo e inteligente, pero desde el primer momento en que comenzamos a ser novios oficialmente no pude evitar notar estos enormes focos rojos. Él se adelantaba a todo. Fue el primero que me dijo “te quiero” y casi dos semanas después me soltó un te amo.

Yo sentía que él me idealizaba terriblemente. Incluso había momentos en los que no sabía si estaba viéndome a mí o solo a la mujer que él quería ver. Con el paso de los meses, la relación tuvo un giro un tanto peculiar. Yo ya no me sentía tan a gusto con él, porque cada vez que salíamos parecía un anuncio familiar de los años 60. Él lo quería todo perfecto, me decía que era la mujer ideal y en cierto punto comencé a desesperarme. Duramos dos años y después…

Todo se fue al caño

Tuvimos muchos problemas, fuera de estas fantasías que él conservaba en su mente. Existían cosas que yo no entendía de su comportamiento. Ya que muchos aspectos de su vida parecían mentiras, y en realidad lo eran. Él me mintió acerca de cosas pequeñas pero importantes para una pareja que piensa en el futuro. Por ejemplo, decir que había acabado la universidad cuando en realidad no tenía ni el último semestre. O que vivía aún con su mamá y yo en la vida había visto a la señora en la casa. Fueron mentiras muy contundentes que me dejaron en claro que no quería una relación con alguien así y sin pensarlo dos veces lo dejé ir…

El corte

No puedo ni siquiera describir la naturaleza de la ruptura. Fue como si hubiera agarrado un martillo y le hubiera quebrado la fantasía y el mundo entero. En realidad me costó mucho trabajo explicarle la razón del corte. Él se encontraba en tal shock que ni siquiera parpadeaba. La mesera se acercó varias veces a ofrecerle vasos de agua, pensando que se había pasado con los tragos. Después de una insistente y muy dolorosa ruptura, él aceptó y se fue un tanto más tranquilo.

Al día siguiente comenzó la persecución

Mensajes, llamadas, likes en FB, esto a lo que le llaman “stalkear” se quedaba corto con el comportamiento de mi ex. En un principio fui super comprensiva con él y le contesté. Intenté que la ruptura no fuera tan dolorosa para él, lo cual fue un error. Al seguir contestándole, él no dejaba de contactarme por todos los medios posibles. Si bien nunca lo hacía a diario, le atinaba a los momentos más incómodos e inoportunos. Cuando yo estaba en el trabajo o cuando intentaba relajarme de un largo día  en la oficina. Hasta que un día reventé y le pedí de forma grosera que no volviera a llamar.

Pasaron como tres meses

Durante tres meses mi vida iba genial: nuevo trabajo, compañeros e incluso me di el lujo de irme unos días de viaje. Hasta que un día fatídico, como a eso de las dos de la mañana, comencé a recibir canciones de YouTube y un montón de mensajes de “te extraño” y cosas por el estilo. Para mí, la situación ya era más que una pesadilla. Dejé de contestarle pero él insistía muchas veces en mandarme mensajes que eran como pensamientos al aire. Así que decidí deshacerme de mi ex tóxico.

Esto fue lo que hice

Creo que debí de haberlo hecho desde el principio, pero como buena mujer con corazón de pollo esperé a las últimas consecuencias. Desaparecí para él, cambié mi teléfono, me deshice de él en redes sociales y le pedí a sus amigos cercanos me le recomendaran acudir a terapia. Finalmente, después de muchos meses, encontré la paz. Luego lo encontré un par de veces en la calle pero le di la vuelta. La realidad es que cuando tienes un ex tóxico, debes tomar medidas muy drásticas.

Todavía de vez en cuando evito pasar por los lugares que frecuentábamos. Es algo extraño, pero ese amor que tenía por él desapareció por completo después de lo sucedido. Ten cuidado, en realidad nunca sabemos qué es capaz de hacer un ex obsesionado y poco dispuesto a aceptar la realidad.

Este video te puede gustar