Cómo lidiar con tu familia o amigos que no apoyan tus hábitos saludables

La relación con la dieta muchas veces no es la que esperamos. Sin embargo, llega el momento en que la acogemos y aceptamos en nuestra vida. No obstante, justo en ese momento de buena relación con los alimentos llega la familia o los amigos que no apoyan los hábitos saludables y entonces… “¡Sabotaje!”, podrías llamarlo. Estás siendo constantemente bombardeada por muchos estímulos: tu mamá, tu tía, la amiga de la oficina o hasta el date que solo quiere salir a comer pizza. ¿Qué hacemos con la gente que no te apoya para seguir con tu dieta?

No te pongas a la defensiva

Si pensabas que iba a decirte “mándalos al diablo”, lamento decepcionarte. Antes de que empieces a gruñirle a las personas a tu alrededor, escucha lo que están tratando de comunicarte. Puede que la preocupación de tus mejores amigas porque hayas dejado de tomar, venga del hecho de no saber si vas a querer ir o no al girls night out de cada semana en el bar. O bien, que tu mamá pregunte: “¿En serio ya no vas a comer sopa?”, se deba a que quiere prever las compras de la siguiente semana en las que no va a incluir sopa. Así que antes de portarte mal con las personas, escucha lo que realmente quieren decir.

Entiende que nadie puede meterse en tu cabeza

Ser incomprendido no es algo nuevo, pasa todo el tiempo con amigos, pareja y familia. El tema de la alimentación y los buenos hábitos no es la excepción. Nunca va a faltar la persona que te crea extremista por intentar cuidar tu salud. Así que no te estreses de más. Si tu mamá insiste en traerte papitas cuando estás frente al televisor, agradécele y trata de explicarle por qué estás haciendo dieta. Si aun así tu pareja, amigos y familiares no quieren apoyarte, entonces intenta llevar las cosas con calma. Simplemente no reacciones mucho ante sus estímulos. Comprende que nadie puede entenderte al 100%. Sigue tu dieta y trata de ser positiva.

Sé accesible

Muchas veces el problema es que quieres ser tan rígida con tu dieta, que ante los ojos de los demás estás exagerando. Salir con tus amigas y tomarte un trago bajo en calorías no va a arruinar tu dieta. No te obsesiones por llegar a la figura de las imágenes de la televisión, de IG o de Pinterest. Recuerda que en muchos casos, estas imágenes están super truqueadas. Mantente saludable sin llegar a ser extremista. Sobre todo, sé accesible, disfruta la comida y no te mates por tener la cintura de 59 cm.

No olvides que el objetivo de una dieta siempre será enseñarnos a comer de manera saludable.

Este video te puede gustar