Cómo hablar de sexo con tu pareja para quedar satisfecha en la cama

Es normal que de vez en cuando no te sientas satisfecha en la cama. Cuando se trata de esta situación, sabes que tienes dos opciones: hablarlo o dejarlo morir. Sin embargo, es mejor tener una sola y superar tu miedo. Una buena comunicación hace que una relación sea maravillosa para los dos. Así que si no tienes ni idea de cómo hablar de sexo con tu pareja, te comparto estos útiles consejos.

No toques el tema después de tener intimidad

Es super importante que tomes esto en cuenta. Este es el peor momento para tocar el tema con tu pareja, porque pensará que el sexo no te gustó en lo absoluto. Se sentirá ofendido y se molestará. Tal vez tu pareja no está cumpliendo muy bien tus deseos sexuales, pero eso no significa que tengas que lastimar sus sentimientos. También evita darle prioridad a este tema como si fuera algo de vida o muerte, solo pondrás nervioso a tu hombre y la situación empeorará.

Conversa en el mejor momento

Cuando estén a gusto y relajados. Recuerda que la buena comunicación es la clave para que hablar de sexo con tu pareja sea todo un éxito. Ambos deben conocer sus miedos, sus gustos y todo ese tipo de cosas, ¿no es así? Habla de una manera honesta, sensible y tranquila.

Tranquilízate, los nervios nunca son buenos

De lo contrario provocarás una gran tensión en la conversación. O sea, es tu pareja no es un desconocido ni nada por el estilo, se supone que es la persona en quien más confías. No tienes porqué estar nerviosa ¡relax, baby!

Elige el mejor tono de voz para hablar

El punto es transmitir confianza y no una especie de regaño para él. Mi consejo es que primero empieces por ti, por lo que te gusta en la cama, lo que te da más placer y lo que te gustaría experimentar. Hazlo de manera directa y fácil de entender, recuerda que no debes avergonzarte.

No se trata de hacer sentir mal a tu pareja

Evita echarle la culpa a tu pareja de que no recibas todo el placer que quieres en la cama. Para empezar, todos somos seres humanos y cometemos errores, no somos perfectos. No existe una guía para darle placer a cada persona, nunca olvides eso. Además, no te conoce por completo y eso es lo más lindo de una relación, conocerse y crecer mutuamente.

Este video te puede gustar