Cómo evitar que tu hijo te gritonee

Que tu hijo te gritonee puede ser el colmo cuando estás teniendo un día difícil. Nadie dijo que ser padres sería sencillo. Hoy en día hay una gran cantidad de niños que gritonean a sus mamás por cualquier cosa. Lo peor de esta situación es cuando tu como mamá te rindes y prefieres darle cualquier cosa para que se le pase el berrinche.

Cada problema en el que tu hijo se mete es una oportunidad para enseñarle

Ser mamá o papá es mucho más que traer a un niño al mundo. Como padres tenemos la responsabilidad de ser buenos mentores, para así traer a seres vivos felices y funcionales a la sociedad. Un niño sin límites y sin control, puede convertirse en un adulto con mucho resentimiento y una vida disfuncional. Así que desde hoy en adelante cambia un poco tu mentalidad, aprovecha cada oportunidad que tengas para demostrarle a tu hijo que no es necesario gritar para comunicarse. Hacer que tu hijo deje de ser un pequeño tirano está en tus manos; no te desesperes verás que con está estrategia las cosas pueden mejorar.

Sé una figura de autoridad

Sabemos que los niños de hoy andan muy rebeldes, pero si algo tienes que hacer desde un principio es dejarle bien en claro a tu chiquito que eres su mamá, es decir, la figura de autoridad en la casa. Claro, tendrás que explicarle porqué tiene que cumplir con sus responsabilidades. También es necesario que te vea como a su mamá y no como a una amiga. Es sencillo, no exageres al consentirlo, trátalo como a un niño de su edad, deja que crezca. No lo chiquees ni lo malcríes y siempre baja la charla a su nivel para que puedas tener una comunicación efectiva. 

Cuando te grite…

Primero que nada es importante que no te pongas a la defensiva. Tu hija o hijo está reaccionando mal ante un estímulo y tienes que averiguar qué le molesta. Además, una nalgada y un castigo no van a modificar el comportamiento de tu chiquito. Habla con él, pídele que te expliqué porqué esta enojado.

Trata de ponerte en sus zapatos

Eres su mamá. En este momento no hay nadie que lo conozca tanto como tú. Así que intenta ponerte en sus zapatos y explícale porqué no está bien lo que está haciendo. Te aseguro que si haces esto cuando está chiquito, vas a poder modificar sus patrones de conducta y convertir a este niño enojado en un adulto con más inteligencia emocional.

Comunicación, no gritos

Lo peor que puedes hacer cuando tienes a un chiquito enojado es enojarte y gritarle cosas hirientes. En primer lugar no estás resolviendo el problema y, en segundo, estás generando un patrón de comportamiento. El niño vio que le gritaste cuando él gritó, así que la próxima vez que lo hagas te aseguro que va a gritar más fuerte para ganarte. Al final, los seres humanos desde chicos tenemos el instinto natural de dominar. Tómalo con calma, al final si comienzas a criar a tus hijos de forma inteligente, te aseguro que al pasar de los años se te hará mucho más sencillo.

No nadie dijo que ser madre iba a ser fácil y, de hecho, no lo es. No obstante, tienes toda la capacidad y el amor que hace falta para lograrlo. Que no te dé miedo buscar nuevos métodos de crianza si los tuyos no están dando un buen resultado.

Este video te puede gustar