Cómo enseñarle a tus hijos a cuidar su cuerpo

Los niños tienen derecho a conocer y proteger su cuerpo. Ellos deben saber desde pequeños información básica sobre su sexualidad. Así poco a poco se irá familiarizando con las sensaciones que tiene y tendrá confianza para contarte sus dudas. Entonces no lo tomes a la ligera, pues es un tema importante y al tratarlo  también podrás cuidarlo.

Enseña a tus hijos

Enseñarle a nuestros hijos su propio valor como seres humanos es super necesario para que ellos puedan cuidar su cuerpo. El abuso infantil es una realidad de la que es mejor prevenirnos. Nuestros pequeños son los más preciado para nosotras, así que dile todo lo necesario para que no esté tan indefenso. No se trata de explicarle cosas desagradables y que ni siquiera entenderá. Solo dile lo básico para que vaya teniendo noción sobre el valor de su cuerpo.

Es importantísimo que conozcan las partes de su cuerpo, que sepan los nombres correctos de su zona íntima. Es decir, a lo mejor le dices que se lave la “colita”, pero llega un momento en que debe saber que el nombre es vagina, por ejemplo, o pene o ano. Así, si llega a lastimarse o quiere contarte algo, sabrá describirlo de forma correcta. También debe saber cuál es la función de cada parte del cuerpo. Háblale de la autoestima y de que debe valorarse y, por consiguiente, se cuidará a sí mismo.

Asimismo, debe saber cuándo es momento de estar en privado; por ejemplo: al cambiarse de ropa. Cuando empiece a identificar la intimidad y privacidad de lo público tendrá otra herramienta para cuidar su integridad física. Entonces le parecerá raro ir al baño frente a otras personas o bañarse si hay alguien en el baño, etcétera.

No cualquier caricia es buena

Otra cosa que debe saber identificar son las sensaciones. No todas las sensaciones de una caricia, por ejemplo, son buenas. Tiene que saber que tiene derecho a rechazarlas si no le gustan y debe aprender a manifestar su incomodidad. Saber decir “¡no!” cuando eres niño es una de las mejores enseñanzas. Esto le dará autodeterminación y poder.

Que nunca te oculte nada. El hecho de que tú le estés enseñando en la cotidianidad estas cosas, hará que tenga muchísima confianza en ti. Es decir, no te sientes a darle una clase sobre estos temas, sino que es una lección que debe ir aprendiendo mediante el ejemplo y la constancia.

Cuidar a tus hijos en este sentido hará de ellos unos jóvenes y adultos responsables y siempre te lo agradecerán.

Este video te puede gustar