Cómo encontrar a tu alma gemela: así lograrás que él se acerque

Toma nota. Esto es para todas las chicas que me han dicho que no encuentran al chico correcto. Además, que no se les acercan o que no saben qué hacer para que él se acerque. Aquí les va lo que yo he probado con amigas y he visto que funciona muy bien, con una ayudadita.

 Ponte en situación de conocer gente

No te van a caer del cielo así nada más. Me refiero a que salgas a un gimnasio, a restaurantes, al cine, al teatro, a fiestas, a tomar algo con tus amigas, a patinar, al parque, a exposiciones, a museos… Es decir, visita lugares diferentes y concurridos lo más seguido que puedas.

Pre-prodúcete

Seamos honestos, los hombres somos muy visuales, y queremos ver (tengas un cuerpo bonito o no) y si es posible, eventualmente, tocar (jejeje). Así que: ve al gym, sigue una dieta sana, usa ropita linda y sexy, blanquea tus dientes, etc. Aunque por ahora no te guste tu cuerpo, recuerda que nosotros queremos todo eso que tú tienes y nosotros no. Ver es la segunda cosa que más nos gusta hacer, así que supera esas inseguridades y vamos por la ropa que te haga ver y sentir sexy. También quiero que te prepares mentalmente. Haz una lista de todas las cosas que haces bien (mínimo 40 páginas) y repásalas cada vez que puedas. ¡Recuérdale a tu cerebro lo maravillosa que eres por dentro!

Cambia de estado

Emociónate, préndete, brinca, baila, canta, escucha música que te emocione y haz el ejercicio de cambio de estado antes de salir de casa. Para que salgas de casa transmitiendo emoción, seguridad, felicidad. Que se vea y se sienta que eres una chica divertida, además de hermosa.

Créelo

Tienes que hacerlo tú primero para que después los demás lo hagan. Si tú lo crees, los demás lo harán también, y si no estás lista para creértelo, ¡actúalo!  Conviértete, muévete, camina, sonríe y métete en el papel de Angelina Jolie, por ejemplo.

Haz contacto visual y sonríele la “víctima”

Recuerda que el temor más grande de los hombres es al rechazo. Si nos ves a los ojos y sonríes un poquito, lo interpretaremos inconscientemente como una señal de que si nos acercamos a hablar contigo no nos vas a batear, ni a insultar, ni a escupir y ni nada de esas cosas que pensamos que podrían suceder. Además, ver a los ojos y apreciar una sonrisa es una señal super potente de atracción y seguridad. Entonces aparecerás en el cuadrante de visión del chico, que es obviamente primordial para el éxito de esta misión. Mientras lo ves y sonríes, piensa qué es lo que quieres que él haga. Juega con tu cabello, juega con un anillo, collar o pulsera y mantén la sonrisa. ¡Usa las señales inconscientes! Si él no se acerca, espera otra oportunidad. Espera a que no haya más gente a su lado y pasa cerca de él y repite la maniobra.

Si aún así el muy gallina no se atreve…

La siguiente vez que pases cerca de él conviértete en el taxista casual que no para de hablar. ¿Ya sabes cómo? Ese típico taxista platicador con el que alguna vez tuviste que convivir por 10 kilómetros. Haz lo mismo.

  • Pasa cerca del chico y pregúntale algo, por ejemplo: cómo llegar a algún lado, cómo hacer algo que está haciendo él, cómo funciona un aparato del gimnasio (si es que estás en un gimnasio).
  • Comenta algo relacionado con el lugar donde están, con lo que bebe o come, o con su persona.
  • Vaya, hasta: “Qué bonito esta tu reloj, ¿dónde lo compraste?”, funciona. ¿Por qué? Por que ya le quitaste a él el temor a que lo rechaces. Ya sabe que eres simplemente una chica linda, agradable y platicadora, pero lo más bonito es que ahora puede olerte. ¡Dejemos que las feromonas hagan su trabajo!

Sigue leyendo aquí.

Sígueme en redes IG y FB. Si quieres saber más o una asesoría personal, aquí está toda la info. 

Este video te puede gustar