Cómo educar a los hijos para que respeten a los demás

El sueño de toda madre es que sus hijos respeten a los demás. Sin embargo, hay que dejar en claro que la educación no se obtiene en la escuela. Para que las cosas funcionen, debes ser el ejemplo para tus hijos. Así que considera ciertas cosas para que eso pueda ser posible.

Deben ser el modelo a seguir

Yo sé que el matrimonio no es un cuento de hadas, pero tampoco debe convertirse en tu pesadilla de todos los días. Los hombres que abusan o violentan a las mujeres jamás tuvieron respeto por sus madres y probablemente porque sus padres trataban horrible a su mamá. En serio, la mejor escuela para tu hijo es ver cómo su padre y su madre se aman, superan los obstáculos y tienen respeto el uno por el otro. Es una excelente forma en la que ayudas a que tus hijos respeten a las mujeres.

Tiempo de calidad

Aunque no lo creas, muchos hombres que violentan a las mujeres guardan cierto rencor por su madre. Tú no seas la razón por la que tu hijo no respete a las mujeres. En serio, es el mejor momento para enseñarle a tu hijo lo que es el amor de madre e hijo. Pasa el mayor tiempo que puedas con tu pequeño. Juega con él, cuéntale un cuento, acompáñalo a la escuela, etc. Esto no solo debes hacerlo cuando sea pequeño; cuando sea adolescente también necesitará de tus consejos y de tu apoyo.

Enseña respetar a otros

En vez de abusar, mejor cooperar. Tu hijo debe tener presente este valor de respeto a los demás, es muy importante para que sea una mejor persona.

También debe aprender a cuidar de él para poder cuidar de los demás

¿Por qué es importante? Porqué así tu hijo entenderá que su cuerpo es valioso y sagrado, igual que el cuerpo de los demás. Así no querrá ni tendrá la necesidad de abusar de ellos.

Haz una buena relación con tu pareja

Si pasas mucho tiempo gritándole a tu pareja, golpeándolo o tratándolo mal, tu hijo tomará esta actitud como un ejemplo y eventualmente lo hará con alguien más. Debes tener una buena relación con tu pareja en la que exista el respeto, el amor y el cariño. Si atraviesan por una situación difícil, tomen un tiempo para calmarse y hablarlo de manera clara y seria. No recurras a los gritos en la casa, es el peor ejemplo que le podrías dar a un niño.

Este video te puede gustar