¿Cómo descubriste que te engañaban? Historias verídicas de mujeres reales

Hablar de infidelidad es una de las cosas más complicadas, cuando tú eres a quien se la hacen. A diferencia de lo que se piensa, tanto hombres como mujeres las vivimos por igual. Hay veces en que nos damos cuenta, otras en donde jamás nos enteramos; pero también hay momentos en los que sabemos que algo no va bien en la relación y aún así optamos por hacernos de la vista gorda. En este caso, opté por recabar historias verídicas sólo de mujeres. Aunque también es importante hablar de esos hombres a los que es rompen el corazón.

Historias verídicas

Como dije, nadie está exento de vivir una infidelidad. Las historias verídicas van más allá de lo que te imaginas. Uno piensa que sólo puede ser porque ves a tu pareja con alguien más, porque descubres ropa de esa persona en tu casa o porque le llega algún mensaje. No cabe duda, las actitudes de las personas no dejan de sorprenderme hasta el día de hoy.

La actitud cambia

En muchos casos, las mujeres se dieron cuenta de que las estaban engañando, porque la actitud de su pareja cambió por completo. Si eran amorosos, de un momento a otro dejaron de serlo. Ahora se mostraban distantes, indiferentes. Ellas lo dicen, “antes me preguntaba cómo había estado mi día, ahora simplemente llegaba a casa y hacía sus cosas sin preguntarme nada, ni siquiera cómo me sentía o qué había hecho durante el día”.

Mensajes

Muchas de las mujeres han descubierto conversaciones de su pareja con alguien más. Obviamente esos mensajes son muy claros, pues la forma de hablar es la que indica que no es una simple amiga. Ya sea que los descubran en su celular, por Facebook o por algún comentario que hagan en alguna de sus redes sociales.

Fotos

Además de los mensajes, muchas chicas aseguraron que descubrieron fotos. Sí, puede ser que las chicas hayan decidido investigar en los teléfonos de sus parejas y como dice el dicho “la curiosidad mató al gato”. Ellas sabían que podían encontrar algo que no les gustaría y aún así decidieron seguir indagando. Las fotos pueden ir desde una donde se vea la cara, algunas fotos juntos o fotos muy sexys y sin nada de ropa.

Piden “tiempo”

¡Pffff! Tiempo, así le llaman a algo que saben que ya no tiene remedio. Muchas veces, los seres humanos nos complicamos la existencia. Por “miedo” o porque no estamos seguros de lo que queremos, pedimos el famoso tiempo para no quedarnos con las manos completamente vacías. Así, si las cosas no van bien con la amante, sabes que hay un sitio a donde volver. Obviamente eso no va a funcionar.

Sigue en contacto con la ex

Algunas de las historias verídicas incluyen a la ex, con la que las parejas seguían en contacto. Parecía que estaban más preocupados por lo que le pasaba a ella, que lo que sentía o pensaba la novia en curso.

La “otra” te busca

Lo peor que puede pasar, pero de verdad sucede, es que la otra mujer te busque. Ya sea que lo haga para reclamarte algo (que no tendría por qué hacerlo), te busque para pedirte perdón por lo que ha hecho o para que se unan y destruyan a ese hombre que les ha estado mintiendo a las dos (claro, cuando la amante no sabe que ese hombre ya estaba en una relación).

Este video te puede gustar