Cómo dejar de extrañar a alguien sin morir en el intento

Todas experimentamos la pérdida alguna vez en nuestra vida, es algo natural e inevitable. Sin embargo, al pasar por esta situación, la pérdida puede ser muy dolorosa. Durante un tiempo vives con un pequeño fantasma a tu alrededor, pues esa persona que se fue ocupa la mayor parte de tus pensamientos. ¿Se puede dejar de extrañar a alguien? Será un camino interesante, pero te aseguro que después de que lo intentes, la vida comenzará a fluir con normalidad. Estos consejos me los dio una terapeuta a la que acudí hace poco, espero que te sirvan tanto como a mí.

No seas tan dura contigo misma

Dejar de extrañar a alguien no sucederá de la noche a la mañana. Te tomará un tiempo dejar ir completamente a la persona en cuestión. Durante este tiempo está bien que lo extrañes, lo que no está bien es que te tortures. Recordar toda la historia una y otra vez no es lo más sano. Una buena técnica es detener esos pensamientos destructivos apenas seas consciente de ellos. Tener esos mil escenarios en tu mente solo es un recordatorio de lo que no es y te hieren cada vez que los dejas continuar. No seas tan dura contigo misma, comienza a soltar poco a poco …

Distráete

Si te sientes triste y no quieres salir de la cama, ponte un tiempo límite para sufrir a gusto. Es decir, no tienes que pasar todo el mes en la cama, con unos tres días de lloriqueo puede bastar. Aprecia el tiempo que tienes a tu disposición, comienza por distraerte cada vez que tu ánimo no esté del todo bien. Levántate todos los días y aunque no lo quieras maquíllate y arréglate. No hay nada peor que estar deprimida y verte demacrada. Entretente en actividades que te gusten, no dejes de ir al gimnasio, sal con tus amigas, mira una serie.

No dejes que él se adueñe de tus pensamientos

Detén estos pensamientos obsesivos acerca de él. Es momento de tomar el control de tus emociones y dejar de pensar en él. El problema reside en que tu cerebro y tu corazón están en desacuerdo. Cuando una persona se va, es muy probable que solo veas la parte bonita y la recuerdes con mucha tristeza. De alguna forma nuestro cerebro oculta por momentos las partes más oscuras de la relación que acabó, llámese de amistad, amor o incluso familiar. Intenta ser realista y recuerda las verdaderas razones por las cuales terminaron. Trata de ser gentil contigo misma.

Acepta tu culpabilidad y la de la otra persona

En una relación siempre hay dos caras de la moneda. Todos tenemos una parte de culpabilidad en la relación. No te culpes de más, asume tu responsabilidad y perdona a esa persona, pero, sobre todo, a ti misma. Dejar de extrañar a alguien no es un proceso que suceda de la noche a la mañana. Tampoco necesitas que él esté presente para cerrar el ciclo que terminó. Si te quedaste con cosas que decirle, no tienes que hablarle para explicarle lo que sientes. Finalmente, la que importa eres tú, así que concluye este ciclo escribiéndole una carta donde expreses todo tu sentir. Cuando la acabes puedes enterrarla o quemarla. Esos pensamientos deben ser un cierre para ti.

El contraste nos hace aprender

Ante todo es importante que aprendas de la experiencia. Quédate con lo bueno y no olvides lo malo para que no vuelva a repetirse. Verás cómo poco a poco dejas de extrañar a tu ex. Dale tiempo al tiempo y sé paciente. Conforme vayan pasando los días verás que la vida vuelve a la normalidad. Te sentirás más fuertes y dispuesta a enfrentar nuevos retos.

Este video te puede gustar