Cómo dejar de castigarte y ser tan dura contigo misma

Hay muchas y diferentes formas en las que puedes castigarte a ti misma. En algunos casos psiquiátricos como los borderline morderse, cortarse o infringirse daño físico. Sin embargo muchas otras mujeres solemos tratarnos pésimo psicológicamente.

La violencia invisible pero tienes que dejar de castigarte

Hablo de la forma en la que a veces te juzgas a ti misma. Cuando te dices a ti misma que no sirves para nada, que eres invisible o cualquier otro insulto que se te ocurra. Es muy común que las mujeres se traten de esta manera, de hecho en algunas ocasiones son comportamientos aprendidos de mamá.

¿Porque hacerte la vida más dura de lo que ya es?

Es indispensable tener autocompasión. A veces nos hace falta tener un poco más de tacto con nosotras mismas cuando cometemos un error o simplemente no podemos cumplir con alguno de nuestros cometidos. La vida no tiene que ser tan dura y a veces está bien cometer errores porque estos nos hacen evolucionar.

No te obsesiones

Una forma muy cruel de autocastigarse es recordar una tras otra vez las decepciones por las que has pasado. Todos esos momentos que se supone deberías dejar atrás viven contigo todos los días. Castigarte no va a hacer que tiempo vuelva atrás y mucho menos que las cosas cambien a tu favor.Hay que recordar que lo único que tenemos es el ahora.

Usa pequeños mantras todos los días

Una forma muy sana de curarte y dejar de ser tan dura contigo misma es cambiar tus tics nerviosos. En vez de repetirse 5 veces que eres una inútil, porque no dices “yo puedo” estos cambios mejoran el funcionamiento de tu cerebro. Crea varios mantras y repitelos alrededor del día. Cada que sientas el impulso de decirte algo negativo bloquealo y continua con tus mantras positivos.

Este video te puede gustar