Cómo aumentar el deseo sexual

Muchas veces el deseo sexual se ve afectado por el estilo de vida que llevamos. Las presiones y preocupaciones nos alteran y eso baja nuestro libido. La buena noticia es que hay mucho por hacer que puede ayudarte. Además, recuerda que el deseo no es igual en ellos y nosotras. 

Qué pasa cuando no tienes deseo sexual

Es normal que las dinámicas en el matrimonio cambien. No es lo mismo ser sólo novios o esposos sin ninguna otra responsabilidad. Los hijos, el trabajo, la formación profesional y la rutina son factores que afectan el deseo sexual. También afecta la intimidad emocional cuando se deja de tener diálogo, diversión y complicidad. Recordemos que los seres humanos somos animales de costumbres y nuestro rutinario cerebro se adapta a guiones que le funcionan en un principio olvidando actualizarse después.

Cuida tu imagen

Lo más importante es que tú te sientas bien con la forma en que te ves, aunque obviamente si te interesa tu pareja, también lo harás por él. Maquíllate y usa ropa que te favorezca resaltando tus atributos. Atrévete a cambiar de look para que él note tu iniciativa y se sorprenda.

Los detalles son básicos

El romanticismo no pasa de moda si así lo decides tú.  Estas acciones no deben ser sólo del hombre a la mujer, también viceversa. No olvides que la relación es de dos y ambas partes deben aportar.

Tengan citas

El hecho de que estén casados no impide que puedan salir de vez en cuando como si fueran novios. En caso de que tengan hijos, pídanle a alguien cercano que los cuide y salgan a divertirse un rato como pareja. Olvídense de todo lo demás y disfruten su mutua compañía.

Sean creativos

En la intimidad experimenten nuevas posiciones o atrévanse a usar algún juguete sexual. Si no salen de una posición en específico, terminarán por aburrirse.

El deseo

Para que una relación fluya de manera natural, el deseo tiene que estar presente. Éste es el motor de la sexualidad, si no lo hay la relación no podrá seguir por mucho tiempo. Así es, lo aceptemos o no. La intimidad consolida a una pareja, pues se comparten los sentimientos y pensamientos más profundos.

Las hormonas influyen

La testosterona es la hormona del deseo que actúa tanto en hombres como mujeres. En los hombres se produce en los testículos y glándulas suprarrenales, mientras que en las mujeres surgen en los ovarios. A pesar de que la tasa de testosterona es más elevada en los hombres, el cuerpo femenino es más sensible a la hormona. 

En las mujeres, los días que preceden a la ovulación, el cuerpo registra su nivel máximo de estrógenos. La libido se encuentra en su apogeo, menos para las que toman métodos anticonceptivos. Después del parto, el organismo femenino secreta prolactina, hormona antideseo.

Edad y deseo sexual

  • En la mujer. La madurez sexual se alcanza a los 35 años y aumenta con el tiempo y la experiencia. Con la menopausia disminuyen los estrógenos y los ovarios generan menos testosterona. Aun así el deseo no tiene por qué disminuir.
  • En el hombre. Aparece en la pubertad, con las primeras masturbaciones. Se desarrolla hasta los 50 años y después puede declinar. Algunos hombres sufren andropausia, que es una disminución de testosterona provocando un descenso en la libido.

Este video te puede gustar