Cómo aceptar que las cosas van a salir bien.. con fe

La fe…En esta vida cada persona decide cómo vivir y en qué creer. Yo no pertenezco a ninguna religión, soy más una chica espiritual que ha aprendido la gran fortuna que es vivir teniendo fe en que lo mejor esta conmigo todos los días y que si un día me tropiezo no importa porque sigo teniendo el regalo de la vida.

¿Cómo tener fe en las cosas buenas?

Piensa en el poder que tienes como persona consciente, es importante. Porque en las cosas a las que prestas atención, es ahí donde está puesta tu energía. Tuve lapsos de mi vida donde me sentía tan herida por la vida que todo lo que veía a mi alrededor eran pruebas de que si haces algo malo, la vida te lo devuelve por el triple. Crecí en una casa donde la mayor creencia en la fe era que Dios castiga a los malos y ayuda a los buenos; con su debida dosis de culpa porque al fin y al cabo “eres pecador”. hasta que un día una gran terapeuta me enseño que existía otra forma de percibir la vida. Tener fe en lo bueno, sin sentir culpa alguna.

rAmar a alguien con religión distinta a la tuya: ¿cómo se da?

Siendo sincera sentir culpa nunca me llevo a nada bueno

Mi cerebro nunca había detectado que existía esta posibilidad. Entonces recordé lo que mi padre siempre me ha dicho “cuestiónalo todo y quédate con lo que te haga crecer” Quizás esto no aplicaba cuando se trataba de religión, pero me resonó tan fuerte que comencé a vivir mi vida sin culpas. Deje de creerme esto de las personas buenas reciben cosas buenas, en vez de ello creí en: pensamientos buenos y congruentes vienen con buenas oportunidades. Tener fe y pensar que solo lo mejor puede pasar.

Cabello violeta, la tendencia perfecta para chicas creativas

Tener fe no es esperar con sufrimiento a que las cosas te pasen

Todas las veces que en pleno sufrimiento pedí algo a dios o al universo nada pasó. Incluso llegue a pensar que no era merecedora de tener ese novio, ese coche, ese viaje o ese dinero para salir de la deuda. Hubo un tiempo muy sombrío donde contaba centavos para comprar comida. Durante ese lapso de tiempo pedí en agonía. ¿Cómo salí de eso? la cosa más rara de este mundo, un día desperté y me senté en la puerta de mi casa con mi taza de agua caliente y azucar (porque sí, no tenía ni para el café) entonces me di cuenta que la hierbabuena que tenía en el jardín seguía viva, y ahí me di cuenta.

Había tenido hojas para té todo el tiempo, pero en mi sufrir todos los días bebía agua caliente con tantita azúcar.

Me sentí agradecida por mi plantita, le dí agua y me metí en casa diciendo. Desde ahora todo lo que puedo esperar es que las cosas mejoren. Al poco tiempo encontré trabajo y entendí que la fe funciona en el sentido en que la uses. Todo se basa en tus creencias. Cuando pedí amor creyendo que todos iban a rechazarme…pues fui rechazada muy cruelmente. En cambio un día pedí un gran amor, con todo el cariño que pude reunir hacia mi misma. Me dije eso sí me lo merezco y ¡pum! llego. No puedes esperar con fe a que las cosas mejoren estando en un espacio tan oscuro, creyendo que nada va a llegar. La fe ciega solo sirve cuando crees que va a llegar, de hecho a eso se le llama fe.

Esto no quiere decir que en pleno sufrimiento la fe no sirva de nada. Claro que sirve , si es un motor para sentirte mejor.

Este video te puede gustar