Antes de casarte hazle estas 13 preguntas

Antes de casarte hay cosas que debes saber de tu pareja, pues aunque todo parezca miel sobre hojuelas, puede no ser así. Entonces es aconsejable que algunas particularidades las sepan ambos antes de adquirir un compromiso, ¿no creen? El matrimonio debe ser un compromiso serio, si estás pensando en contraerlo, debes pensarlo muy bien.

Preguntas que debes hacerle a tu novio antes de que se casen

Hay algunos temas que las parejas en su etapa de noviazgo no tocan porque creen que no es tiempo. La cuestión es que cuando creen que llegó el momento es cuando ya tienen una situación o conflicto encima y entonces pueden llevarse una sorpresa no muy grata. Así que los expertos aconsejan estas preguntas para hacerlas frente a frente y sin rodeos. Ambos deben saber que las hacen para decidir si continúan o no.

1. ¿Tu familia tiraba platos, discutía los problemas con calma o se bloqueaba cuando surgían desacuerdos?

Todos estamos moldeados según la forma en la que nuestra familia resuelve los problemas, así que debemos tomar en cuenta los patrones que inevitablemente seguiremos y los que podemos evitar. La manera cómo se resuelven las diferencias marca una brecha importante entre el éxito y el fracaso de una pareja.

2. ¿Tendremos hijos? Y si lo hacemos, ¿cambiarás pañales?

Parece una cosa de nula relevancia pero sí que la tiene cuando llega la hora en que alguno de los dos pone las cartas sobre la mesa para hablar de tener hijos. Es indispensable que aborden este tema y cada quien exprese si quiere o no tener hijos, cuántos, en qué momento y cómo serán esos “roles” de padres. Establezcan los métodos anticonceptivos que van a usar antes de concebir.

3. ¿Las experiencias con nuestros ex nos ayudarán o serán un obstáculo?

Muchas personas antes de tener una pareja con la que deciden contraer matrimonio tuvieron parejas estables y serias. Algunas veces esto crea conflictos de celos o inseguridades y entonces empieza el control o la desconfianza. Es importante que si este es su caso, lo hablen y dejen claro que la vida pasada no tiene nada que ver con ustedes y deben aceptarla.

4. ¿Qué tan importante es la religión? ¿Cómo celebraremos las festividades religiosas, si es que lo hacemos?

Si tienen religiones distintas, quizás signifique un problema. Lo más difícil será si llegan a tener hijos. Así que deben decidir qué harán en ese caso, qué tradiciones religiosas les inculcarán y cuáles no, etcétera. Ambos deben estar de acuerdo en la educación religiosa de sus hijos.

5. ¿Tu deuda es mi deuda? ¿Estarías dispuesto a sacarme de apuros?

Hablar sobre finanzas también es super necesario, pues aunque sea un tema polémico, en el momento en que una circunstancia lo amerite, tendrán que hablarlo. Por tanto, es mejor que ya lo sepan de antemano y no se lleven un disgusto. Además estos disgustos son los que terminan en divorcios. ¡Evítenlo!

6. ¿Cuánto es lo máximo que estarías dispuesto a gastar en un auto, un sofá o un par de zapatos?

Para no tener peleas sobre el dinero, tanto tú como él deben decir cuánto se atreverían a gastar en un gusto. Cualquiera que éste sea, según los gustos de uno o del otro. Es decir, pudiera ser tecnología, ropa, la escuela de los hijos.

7. ¿Puedes soportar que realice actividades sin ti?

Saber que respetarán la independencia de cada uno y que no habrá problema si no hacen todo pegados es indispensable. Son individuos, así que aunque se casen deben seguir haciendo sus actividades por separado. Claro que en algunos contextos esto cambia y los protocolos los hacen ir juntos, pero esto deben establecerlo antes.

8. ¿Nos caen bien nuestros padres?

Si no se llevan bien con los papás o simplemente les caen mal, pues no siempre tiene que ser un problema. Ustedes deben saber que en buena medida se casan con la familia y amigos del otro, pero también pueden dejar eso a un lado. Lo que importa es que ustedes estén unidos, sean cómplices, y siempre se den apoyo mutuo.

9. ¿Qué tan importante es el sexo para ti?

Seguramente tendrán algunas diferencias al respecto, así que hablar de la frecuencia con la que les gustaría tener esa intimidad es necesario. Deben hacerlo sinceramente y con la mente abierta para llegar a algún acuerdo.

10. ¿Qué tan lejos podemos llegar al coquetear con otras personas? ¿Está bien ver pornografía?

Pareciera un chiste pero mucha gente, tanto mujeres como hombres, ven pornografía. Esto puede resultarle incómodo tanto al que la ve como al que no la ve. Así que hablen de eso para que después no estén peleando. Además, la exclusividad sexual o de pareja no debe darse por sentado. Es decir, que se casen o vivan juntos no significa lo mismo para todo el mundo. Es necesario que mencionen claramente que esperan exclusividad, si es así.

11. ¿Sabes de cuántas maneras digo “te amo”?

Hay distintas formas de demostrarle a tu pareja que lo amas, ¿cierto? Puede ser por contacto físico, por regalitos, con palabras, detalles, etcétera. Bueno, a veces no notamos esas formas del otro. Algunas personas aman distinto y eso debemos reconocerlo. También pedir alguna forma para que te ame, ¿no? Se vale pedir.

12. ¿Qué admiras de mí y cuáles son los aspectos que más te molestan?

Un matrimonio no puede ser solamente de química y diversión. Claro que es importante que se lleven bien y lo pasen increíble, pero ¿qué hay más allá de eso? Se supone que se casan para toda la vida y entonces debe ser por algo más profundo, ¿no crees? Tienen que sentir esa admiración por el otro, ser el fan número uno.

13. ¿Cómo nos ves en 10 años?

Por ejemplo aquí pueden preguntar si el divorcio es una opción en caso de que el matrimonio enfrente algún obstáculo. Pues también pueden intentar repararlo hasta agotar medios. También les funcionará esta pregunta para fijarse metas claras a corto, mediano y largo plazo.

Así que siéntense y platiquen estas cosas de la forma más madura y clara posible. Y ¡suerte!

Este video te puede gustar