Carta al amor de mi vida

El amor no es como lo pintan.

Para encontrara al amor de mi vida tuve que pasar un arduo camino y aceptar que las historias que vemos en las películas no son una realidad… De hecho, esta es mucho mejor.

La lucha por amar

giphy (50)

¿Qué es el amor para ti? A mí me dijeron desde niña que el amor era el lazo de dos personas para toda la vida. Mientras fui creciendo el concepto de la palabra comenzó a cambiar. Pasé por varios amoríos entrada mi adolescencia, algunos buenos otros digamos que no tanto. Fue en el momento indicado, cuando mi vida corría descontrolada que te encontré.

El día que entraste en mi vida la calma invadió mis ganas locas de acabar con el mundo.  Cómo una gota de lluvia con una de sol, nuestra magia no fue tan instantánea. Muchas veces llegué a cuestionar por qué estábamos juntos. No me malentiendas, no fue de una mala manera. Simplemente fue tan extraño cómo llegaste en el punto más desesperado, cómo me cambiaste para bien.

Al principio, la química fluía con naturalidad. Aunque a veces nos peleábamos por cosas tontas, siempre lograbas que te perdonara o viceversa. Si algo puedo presumir sobre aquellos días es lo fácil que fue empezar a crecer contigo.

El amor verdadero

 

giphy (47)

Después de que pasó la etapa de color rosa, el enamoramiento se convirtió en rutina. Las cosas se volvieron mucho más difíciles. Y es que por duro que suene, de amor no come nadie. Cuando empecé a crecer contigo hubo momentos en los que no creí aguantar el ritmo de vida. Ambos con grandes metas comenzamos a subir la vereda sin pensar en las complicaciones que vendrían. La falta de tiempo, paciencia, las peleas constantes… finalmente la realidad llamó a la puerta. Ambos sabemos que el amor no solo consiste en los buenos tiempos, sino en los momentos que pasas debajo de la lluvia. En buscar que en algún punto los problemas cesen y las cosas mejoren.

Consejo de vida: “Siempre consigue a alguien que comparta tus sueños si no quieres dejarlo en el camino”.

El amor duradero

giphy (48)

El amor verdadero es duradero, crea una capa resistente de decepciones, amargura, recuerdos, espera y, ante todo, aprende a perdonar. Te agradezco el tiempo que has pasado y crecido conmigo. Agradezco que me hayas convertido en una mejor persona y me hayas impulsado a conservar mis valores. Sé que el día de mañana nada podré pedirle a la vida porque me lo ha dado todo contigo.

El amor entre nosotros fue instantáneo; es real, duro y resistente. Lo nuestro no fue una coincidencia, a mi modo de ver algo te guió hacia mí.  Te amo por ser la persona que eres con tus defectos, sin importar que tantos de ellos me molesten. Por estar conmigo en los momentos importantes y ponernos siempre al frente de tu vida. Espero llamarte el amor de mi vida algún día cuando envejezca, pues por duro que parezca el sentimiento cambia, la vida sigue. Por lo menos esta noche, aquí a tu lado, sé que podría morir y no me falta nada.

Este video te puede gustar