Características de una mujer caprichosa; ¿eres una de ellas?

Para algunos, las características de una mujer caprichosa incluyen sólo compras y vanidad. Para otros, “caprichosa” es sinónimo de “mujer”.  ¡¿Qué?! Tampoco es para tanto, pero la realidad es que todas conocemos a una. Así que mejor analiza estas características y descubre de una vez si eres una mujer caprichosa.

¡Lo quiero ya!

La impaciencia es la característica número uno de una mujer caprichosa. Está bien ser un poco demandante en cuestiones de tiempo, pero para la mujer caprichosa no existe el término esperar. No pide las cosas y si las pide, las quiere de inmediato.

Yo, yo, yo…

¿Pedir algo prestado o compartir algo suyo? Fuera de todo límite. Una mujer caprichosa es la encarnación del egoísmo. Lo que es suyo es suyo y de nadie más. “Yo” es su palabra favorita y todas sus acciones son bajo este esquema.

Cambios de humor extremos

Las chicas caprichosas tienen estados de ánimo extremos. Puede pasar de la alegría extrema al peor enojo en cuestión de segundos. Esto dependerá de si obtuvieron lo que querían o no. Obviamente, el gasto de energía mental y emocional es mucho mayor que el del promedio.

¡Bling, bling, bling!

Otra de las características claras en una mujer caprichosa es que buscan siempre lo más llamativo, original y ruidoso. La fantasía las inspira para pensar y para vestirse. Así que siempre dan de qué hablar por el atuendo, accesorios o maquillaje llamativo que portan.

Celos, tengo celos

El punto es complicarse la vida ¡porque pueden! Les encanta celar a su pareja y discutir con él por cualquier motivo. Entre más puedan probar que tienen razón, mejor. Uno que otro capricho, de repente, no le hace daño a nadie, pero como todo, la cuestión está en balancear y que no te afecte.

¿Con cuántas características te identificas tú?

Este video te puede gustar