Cambios que se viven después de tener un bebé

Después de tener un bebé, tu cuerpo pasa por muchísimos cambios, algunos de ellos son inexplicables para ti. En fin, debes tomar en cuenta que muchos de ellos son completamente normales. Tal vez llores mucho por unos días, te sientas un poco mal, entre otras cosas, pero es natural. No te espantes si algún día no quieres a tu bebé y al otro día lo adoras. Es mejor que te vayas preparando mentalmente, pues estos son algunos de los cambios que se viven después de tener a tu bebé.

Tu estado de ánimo se viene abajo

No eres la única mujer que pasará por estos cambios después de tener un bebé. Algunas mujeres corren la mala suerte de que les pegue muy fuerte. La depresión postparto es una realidad. ¿Por qué sucede? Las hormonas descienden de nivel lo que provoca el bajón del estado del ánimo. Recuerda, te estás adaptando al cambio y en pocas semanas volverás a recuperar tu buen estado de ánimo.

Se te cae el cabello

¿Sientes que se te cae el cabello como si fueras un gato? Bueno, es otro de esos pequeños cambios que se viven después de tener al bebé. Por la falta de hormonas en tu cuerpo, tu cabello tiende a debilitarse y esto provoca su quiebre y caída.

Te falta deseo sexual

Cada vez que estás más cerca de dar a luz, sabes que tendrás que esperar un poco para tener relaciones sexuales otra vez. De seguro pensaste que después del parto tendrías muchísimas ganas para entrar en acción, pero las ganas se fueron. La falta del sueño, el dolor del parto y el excesivo cansancio de criar al bebé hará que ese deseo sexual desaparezca un buen rato.

Aparición de estrías

No te quiero espantar, pero eliminar las estrías es casi imposible. Normalmente tienden a aparecer en el vientre, pechos y piernas y después de tener al bebé. Estas adquieren a un tono más claro.

Exceso de sudor

Durante unos días vas a sudar muchísimo como nunca antes en la vida lo habías hecho. Esto no le sucede a todas las mujeres, pero no hay forma de averiguarlo hasta que suceda. No tienes que preocuparte, porque es una función fisiológica normal.

Este video te puede gustar