Calor y embarazo, así puedes lidiar con esta mala combinación

Cada mujer vive el embarazo de manera diferente. Hay quienes dicen que es la cosa más maravillosa, pero para otras es un proceso algo complicado. Y si éste es durante las temporadas de calor, pues estamos hablando de una mala combinación. Si ese es tu caso, estos son algunos consejos para hacerle frente y disfrutar de esta etapa de tu vida.

Ropa fresca

La ropa fresca y que permite la transpiración es perfecta para todas las personas, y más para las embarazadas. Durante esta etapa vivirás muchos cambios, pero los principales son el estiramiento de la piel y los hormonales. Estos dos son una bomba que puede ocasionarte ciertas molestias, así que hazte aliada de la ropa fresca. Te sentirás cómoda y combatirás otro malestar: la picazón.

Báñate y báñate

Toma las duchas que creas convenientes, aunque lo aconsejable es que sean de dos a tres al día. Mi consejo es que hidrates tu piel y cabello, a fin de protegerlos por los seguidos baños. Además, usa jabón neutro.

No te expongas al sol

Lo mejor es que evites salir entre las 11 de la mañana y 3 de la tarde, que son las horas en las que los rayos del sol están más intensos. De esta manera evitarás el impacto del calor y no perderás tantos líquidos. En caso de que requieras salir en ese intervalo de tiempo, usa protector solar, sombrilla y gorro.

Camina por la mañana

Es muy recomendable que salgas a caminar en la mañana, ya que a esa hora el clima está fresco. Además, realizarás actividad física, a fin de no atrofiar tus músculos. Eso sí, no te excedas y tampoco te deshidrates.

Bebe mucha agua

Por nada del mundo le des cabida a la deshidratación, así que consume abundante agua. Si no eres su fan o te da náuseas, corta rodajas de fruta y agrégalas a tus jarras de agua. Asimismo, puedes preparar agua de fruta. Querida, estoy segura que si sigue estos consejos saldrás airosa de esta mala combinación.

Este video te puede gustar