Buena o mala idea darle prioridad a tu carrera que a tu maternidad

No es un secreto que cientos de mujeres viven con una gran culpa en sus vidas. Y no estoy hablando de haberse comido la última dona de la oficina. Las mamás que trabajan suelen vivir con la culpa de no prestarle demasiada atención a sus hijos. De hecho si eres una de estas mujeres segura has buscado infinitos tips para mediar tu vida como madre, esposa y mujer trabajadora… claro de tener tiempo para ti ya mejor ni hablamos. Darle prioridad a tu carrera esta siendo la peor pesadilla.

Pero te tengo buenas noticias, según un estudio hay muchos beneficios para tus hijos de tener una mamá que trabaja

Cuántas veces no te has regañado por las noches por prestarle más atención a tu carrera que a tus hijos. Eso sin contar a las incontables personas que opinan que deberías estar disfrutando a tus hijos mientras están pequeños. De hecho la culpa aumenta si eres una mujer que trabaja en algo que le apasiona. Sin embargo un estudio asegura que tanto mamás como niños tienen increíbles beneficios si mamá trabaja. Así que antes de que esta noche te sigas latigueando mientras arropas a tus hijos, es tiempo de aceptar que ser mamá trabajadora tiene un montón de beneficios.

Lo que este estudio encontró

Es tiempo de aceptar que hoy en día el salario de papá no suele cubrir todos los gastos de una casa. Por tanto es bueno que mamá contribuya a casa. Además el este estudio concluyó lo siguiente:

  • Entre los dos y once años el número de horas que pasa mama con sus hijos no hace diferencia en su nivel académico o psicológico.
  • La presión que mamá tiene por pasar tiempo de calidad con sus hijos llega a ser tan estresante que incrementa la posibilidad de tener una maternidad tóxica.
  • El nivel de educación de mamá tiene mucho más impacto en la vida de sus hijos que la cantidad de horas que pasa con ellos.
  • Los niños se benefician más de el tiempo de juego con personas que no son sus padres. Llámese abuelos, niñera, tíos, maestra, etc…

Una mamá feliz tiene hijos felices. Una mamá que trabaja es más feliz, es tiempo de que dejes de sentirte culpable por no estar 24 /7 con tus niños.

Lo beneficios de una mamá con carrera

Ser una mamá que trabaja tiene un montón de beneficios. por ejemplo:

  • Tienen interacción con otros adultos. Hay mamás que se quedan en casa todo el día sin tener un contacto real con gente de su edad. Esto favorece el estrés mental y por tanto un montón de situaciones complicadas en casa.
  • Tener un ingreso propio te da seguridad en todos los aspectos. Eso sin hablar de los constantes beneficios que pueden tener tus hijos de un sueldo extra. Actividades extracurriculares y mejores escuelas.
  • Un sentido se satisfacción que nada tiene que ver con el triunfo o decepciones de sus hijos.

Ser mamá no tiene que ser un sacrificio

Aceptemoslo la vida de una mamá no tienen que ser solamente los niños. Es una realidad incómoda pero el tiempo que te obligas a dar estando de malas por no sentirte satisfecha personalmente, no ayuda en nada a la crianza de tus hijos. Las mamás no tienen que sacrificarse, dejemos de pensar que ser madre es un sacrificio cuando de hecho es una gran bendición traer a un ser humano chiquito a este mundo. Afortunadamente el día de hoy somos más las mujeres que pensamos que ser una mamá feliz ayuda a tener hijos más felices y por ende humanos con más inteligencia emocional. Dejemos los errores de nuestras propias madres atrás, pues somos una generación que puede crear niños más contentos.

Claro que esto no nos exenta de un montón de errores en crianza. Pero al final recuerda, que nadie nos enseña a ser madres es una experiencia totalmente nueva.

Este video te puede gustar