Borrar o no tus cuentas de redes sociales por un stalker

Stalker, acosador, psicópata, novio obsesionado: diferentes nombres con una situación sumamente similar. No es que en el pasado no existieran. Hace algunos años, espiar a alguien podía llevarte a mirar por fuera la casa del chico que te gustaba, en el caso más extremos.

Si tuviéramos que darle el título de stalker a cualquiera que vigilara de cerca a varias personas, pocas personas se librarían de él. Hoy ya no es necesario que alguien te vigile desde la cerca, pues tiene acceso a tus datos, tu ubicación e incluso a fotos de tu vida diaria.

Cuánto de tu vida quieres compartir con el mundo

El problema con las redes sociales es que sin quererlo das información que permite a las personas ubicarte. Puedes saber la edad de alguien, dónde vive y conocer detalles familiares aunque no la conozcas del todo. Por si fuera poco, a veces no nos damos cuenta de qué tan cierto es eso de que una foto dice más que mil palabras.

La información oculta detrás de las fotos

Hace unos días una de mis amigas subió una foto con su nueva motoneta. A simple vista, es solo una foto de una chica presumiendo su moto. No obstante, para alguien más atento o que sabe un tantito más de su vida, la foto tiene un montón de referencias sobre quién es ella. Pues la foto no fue tomada en un lugar cualquiera, sino cerca de su casa, sitio a donde ella iba con su abuelo. Abuelo que viajaba por el país en una motocicleta roja como la que ella acaba de comprar. Yo soy una amiga íntima, pero me puse a pensar que las deducciones que yo sacaba en ese momento sobre una sencilla foto, no eran difíciles de sacar por alguien más. Si das scroll a hace medio año en su Instagram, encuentras muchas fotos que te dejarían deducir lo mismo que yo.

La privacidad

Afortunadamente, en este momento las redes sociales cuentan con un gran herramienta y me refiero a la privacidad. Tener privacidad en redes sociales te va a proteger de muchas formas. Si dejas que cualquiera tenga acceso a tus datos personales, dejas la puerta abierta a un montón de personas buenas o malas que pueden usarlos para lo que quieran. Tampoco estoy sugiriendo que te vuelvas una mujer paranoica, es simple seguridad. No por nada salen al aire tantas historias acerca de cómo las redes sociales pueden convertirse en el arma perfecta para muchas situaciones.

¿Y si tengo un stalker, borro o no borro mis redes?

Como dije antes, este no es un problema que se reduzca a la actualidad. Evitar que la gente indague sobre ti es como pedirle al cielo que no llueva. Todas hemos tenido un stalker en algún momento y quizás en ciertas situaciones nos hemos convertido en una. Además de la privacidad en tus redes sociales es super importante que tengas cuidado con las personas que dejas entrar a tu vida. Aprende a identificar focos rojos, pues suena muy inocente que un chico al que le gustas se meta a tu fb a “stalkearte”. No obstante, es imposible saber si alguno de tus dates tiene problemas de obsesión, psicopatía o algo peor. Lo más importantes es estar atenta y confiar en tus instintos.

No borres tus cuentas de las redes sociales si no lo quieres, pero ten presente que no todas las personas a tu alrededor muestran la cara de quien realmente son.

Este video te puede gustar