Bolas chinas: todo lo que debes saber sobre este juguete

Las bolas chinas son conocidas como un juguete sexual que asegura grandes orgasmos y ayuda en problemas de incontinencia. Sin embargo, eso es sólo un poco de lo que hacen, aquí te cuento las posibilidades que se le atribuye. Para empezar, debes saber que no son originarias de China.

Origen de las bolas chinas

bola GIF

Por el nombre, es lógico que las relaciones con dicho país, pero no vienen de ahí. En realidad son originarias de Japón y también son conocidas como bolas geisha o bolas terapéuticas. Se venden en sexshops y farmacias, lo mejor es que hay gran variedad para que escojas. Hay varios mitos que las rodean, pues se cree que sólo son para las mujeres mayores o lesbianas. Lo cierto es que ayudan a tonificar las paredes vaginales y ejercitan la zona del suelo pélvico.

Beneficios de usarlas

pairs GIF

  • Trata incontinencia urinaria. Con el tiempo el suelo pélvico se debilita, por eso es importante que desde los 20 años hagas algo al respecto. Las bolas te ayudarán a evitar problemas desde temprana edad.
  • Adiós dolor. También ayudan a mejorar la sensación durante el sexo. Además, tu cuerpo aprende a sentir más y a disfrutar de los orgasmos.
  • Mejor sexo. Las bolas chinas ayudan a que trabaje la pared vaginal y así aprendes a sentir y disfrutar más. Al momento del sexo, disfrutas de la penetración al doble, pues la fricción y el contacto son apreciados desde otro punto. Será placentero para ti y tu pareja.
  • Ayuda en el parto. Aunque este punto no tiene nada que ver con el sexo, las bolas ayudan también cuando tu bebé va a nacer. Tu vagina volverá a ser la misma en menos tiempo del que esperas.

¿Cómo usarlas?

Animated GIF

Introduce las bolas con ayuda de lubricante y ellas harán lo demás. Debes usarlas por 10 o 15 minutos y caminar para que sean eficaces. Olvídate de estar sentada porque eso no ayudará. Puedes repetir el procedimiento tres o cinco días a la semana. Ojo, no las debes usar al momento del sexo, puede ser algo previo, pero jamás en el acto.

Este video te puede gustar