Boda exprés: es posible tenerla sin complicaciones

Tradicionalmente las bodas se planean con al menos un año. Durante este tendrás que escoger el salón, iglesia, banquetes, vestido, etc. Sin embargo, hay ocasiones en las que el amor no puede esperar y nos encontramos planeando una boda exprés. ¡Sí se puede! Sólo debemos considerar los siguientes puntos y tendrás una ceremonia tan linda, como si la hubieses planeado por más tiempo.

La fecha sí es importante

 Algunas parejas son muy románticas y buscan casarse el día de su aniversario. Sin embargo, no siempre es una buena idea y algunos salones e iglesias no tienen la disponibilidad. Por tanto, la mejor idea es casarse durante la temporada baja. Esto es: en mayo, enero, marzo y agosto; además, seguramente será más barato.

Una boda necesita un presupuesto fijo

Se necesita tanto un presupuesto fijo como uno realista. Yo sé que es uno de los días más importantes de tu vida. No obstante, por cubrir expectativas muy altas podrías llenarte de deudas. Por ello es mejor que busquen un lugar que se adapte tanto a sus necesidades como a su presupuesto. Una boda discreta e íntima es más linda.

Hagan una lista de prioridades

La verdad es que muchas personas sueñan con una gran fiesta llena de detalles esplendorosos. Sin embargo, no siempre se necesitan todo esos lujos. Por consiguiente, tú así como tu pareja deben sentarse y ver cuáles son sus prioridades: el salón, la iglesia, las vacaciones o luna de miel e incluso la casa en la que van a vivir.

 Podrían considerar fugarse y tener una boda romántica

Una opción muy tentadora es irte con tu pareja a alguna playa o bosque y casarte en secreto. En este sentido la ceremonia y la fiesta son disfrutadas por tus familiares. Sin embargo, la unión, el compromiso y el amor lo viven tanto tú como tu pareja.  ¡Qué mejor que vivirlo en la intimidad con sus mejores amigos!

Este video te puede gustar